FOTOS I Este hombre ha vivido en un pueblo fantasma durante la pandemia y ha encontrado muchas sorpresas

TresB

La expansión del coronavirus por el mundo ha obligado a la mayor parte del planeta a estar confinada en sus casas. Una situación extrema que ha provocado que las cuarentenas sean muy distintas para unas personas y para otras. Sin duda, la que ha tenido Brent Underwood, un emprendedor estadounidense de 31 años, ha sido diferente.

Este hombre compró en 2018 un pueblo fantasma que había sido abandonado. Cerro Gordo era una localidad minera que llegó a albergar a 4.000 personas y 400 casas, pero cuando la plata se agotó quedó vacío. Junto a un amigo, Brent adquirió el lugar por 1,4 millones de dólares (1 millón de euros), con el objetivo de convertirlo en una atracción turística.

Sin embargo, la pandemia este 2020 le llevó a instalarse aquí. Lo que iba a ser una experiencia de unas semanas se convirtió en 6 meses. En este tiempo, el emprendedor pudo explorar a sus anchas el pueblo y sorprenderse por todo lo que se encontró. Aún quedan 22 edificios en pie y además las minas siguen estando tan misteriosas como siempre.

Sin duda, su gran reto fue recuperar el suministro de agua, que llevaba 15 años sin funcionar. El hombre tuvo que encontrar el manantial, situado a más de 200 metros de profundidad, e instalar una larga tubería que permitió dotar del preciado líquido a Cerro Gordo. Toda su experiencia la ha compartido en su canal de Youtube.

Más historias que te pueden interesar: