El PSOE retira su voto particular y allana camino de la nueva Ley de Ciencia

·4 min de lectura

Madrid, 22 jun (EFE).- El PSOE ha retirado el voto particular que había presentado contra algunas enmiendas que se habían incorporado a la nueva Ley de la Ciencia, por lo que el camino para la aprobación mañana de este proyecto de ley en el pleno del Congreso con un amplio consenso ha quedado allanado.

Al texto que llega mañana al pleno del Congreso se han incorporado numerosas enmiendas, entre ellas algunas a favor de regular la investigación que se hace en los hospitales, pero el PSOE había presentado un voto particular para tratar de sacar de la ley esos cambios.

El proyecto de ley, que será aprobado en el pleno del Congreso previsiblemente sin ningún voto en contra, incluye nuevas medidas que pretenden contribuir a mejorar la carrera investigadora, a retener y atraer talento y a agilizar la transferencia del conocimiento científico para que redunde en beneficio de la sociedad.

Durante los cuatro meses de tramitación en el Congreso, el proyecto ha incorporado varias enmiendas parciales que han introducido algunos cambios importantes en el texto que remitió el Gobierno.

Entre éstos destacan los que hacen referencia a las labores de investigación en el ámbito hospitalario, que regula las actividades científicas que se hacen en el Sistema Nacional de Salud y pone el acento en la importante labor que se realiza en los hospitales, en los que, además de numerosos ensayos clínicos, se investigan muchos aspectos de la fisiología y la enfermedad.

Las enmiendas que inciden en la necesaria regulación de la carrera investigadora hospitalaria contaron con el respaldo mayoritario de la Comisión de Ciencia de la cámara baja y se han incorporado por lo tanto al dictamen que se votará mañana en el Congreso, pero el grupo socialista había presentado un voto particular contra esa modificación; un voto que ahora ha retirado.

A la ley se han incorporado, además de la enmienda del PDeCat (Grupo Parlamentario Plural) para reforzar la labor de investigación biomédica que se hace en los hospitales, una propuesta defendida por varios grupos parlamentarios para aprobar el Estatuto del Personal de Investigación del Sistema Nacional de Salud.

Pero al margen de las enmiendas relacionadas con la investigación hospitalaria, los grupos parlamentarios han alcanzado un amplio acuerdo en torno a este proyecto, que hace una profunda revisión de la legislación actual, de 2011.

Con la modificación de la Ley de la Ciencia, y después de que la crisis causada por la pandemia haya puesto en evidencia las principales carencias del sistema español, el Gobierno pretende situar la ciencia y la innovación como uno de los ejes principales para la recuperación económica y social.

La ley pretende que el conocimiento científico oriente las medidas que se deben implementar para afrontar algunos de los grandes desafíos, como el cambio climático, la transición ecológica y energética, la digitalización o el reto demográfico.

Las modificaciones que planteó el Gobierno ponen el acento en las carencias relativas a la carrera y el desarrollo profesional del personal investigador, en la necesidad de mejorar la transferencia de conocimiento y los resultados de la actividad investigadora, en reducir la carga burocrática de la investigación y en reforzar la colaboración entre el sector público y el privado.

Para lograr esos objetivos, la ley incluye una nueva modalidad de contrato indefinido para personal de investigación, técnico y de gestión, y el compromiso de una financiación pública creciente de la I+D+i hasta converger con Europa, para lo que se fija como objetivo una inversión pública del 1,25 por ciento del PIB en el año 2030 (ahora está en el 0,58 %).

Varias sociedades científicas (la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción, la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer o la Fundación ECO para la Excelencia) han asegurado que ésta "no es la ley que España necesita" y han reclamado una revisión integral del texto o su retirada.

Estas organizaciones han criticado que ley adolece de falta de financiación, de competitividad y de planes a largo plazo, han asegurado que muchos de esos aspectos podrían haberse mejorado si se hubieran tenido en cuenta las propuestas que hicieron llegar a los grupos parlamentarios, y han reclamado un nuevo periodo de diálogo para revisar las propuestas que habían presentado las asociaciones que representan a la comunidad científica.

En el mismo sentido, la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras, ha criticado que la mayoría de las enmiendas que se habían presentado para mejorar las condiciones laborales del personal investigador se hayan rechazado, y ha convocado una concentración mañana frente al Congreso coincidiendo con la votación del proyecto en el pleno.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente