El PSOE intenta que el pleno del Senado apruebe mañana una moción anti-Vox

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 27 abr (EFE).- El PSOE intentará mañana miércoles que el pleno del Senado apruebe, en plena campaña electoral madrileña, una moción contra los extremismos y en favor del diálogo que denuncia el riesgo de "desestabilización política" de partidos como Vox porque utilizan las instituciones para "contaminar el debate democrático".

Aunque la moción no cita expresamente a la formación liderada por Santiago Abascal, el portavoz del grupo socialista, Ander Gil, ha dejado claro en rueda de prensa que el documento quiere combatir el "discurso del odio" que escriben formaciones como Vox mientras el PP "lo ampara cuando no les ríe las gracias".

De entrada, la iniciativa no cuenta con el respaldo del grupo popular, cuyo portavoz, Javier Maroto, ha anunciado una moción alternativa donde además de rechazar las posiciones extremistas que niegan la violencia de género o el cambio climático, se incluyen otras también "radicales" y eludidas por los socialistas.

Se refiere, según ha explicado a la prensa, a quienes "no condenen el terrorismo y humillen a las víctimas" a los que "no condenen regímenes totalitarios", a los que justifiquen la violencia callejera, los escraches o la okupación de viviendas; a su entender el PSOE olvida citarlos porque tiene a esos radicales "dentro de su propio gobierno" y le da vergüenza admitirlo.

Sin embargo, el portavoz socialista, quien confía en sacar adelante su propuesta aunque no cuente con el respaldo del PP, sostiene que su moción "es clara y meridiana" y que "cualquier demócrata" puede suscribirla, por lo que ha emplazado a los populares a reflejar sus planteamientos en otra moción diferente y votar a favor de ésta.

Ander Gil añade que "el fascismo es fascismo aunque se vista de seda" y por ello reclama una respuesta "clara" de todos los demócratas como sucede en otros países de la UE, mientras llama al PP a "elegir" si quiere estar a la "altura" o si "alienta" los que alimentan un "odio" que auspicia "hechos gravísimos", ha dicho, como las cartas amenazantes a políticos y ministros de la izquierda.

El texto insta a las demás fuerzas políticas a comprometerse a no respaldar las iniciativas de lo que el PSOE describe como "la agenda del extremismo en España", incluidos algunos de los aspectos más polémicos del ideario de Vox.

La moción arranca advirtiendo cómo grupos de "extrema derecha" aprovechan la "razonable inseguridad" motivada en los ciudadanos por la pandemia para, a través de las redes sociales, "fomentar la desconfianza social" y la "deslegitimación de los sistemas democráticos".

Seguidamente se refiere a los que disponen de "alguna representación parlamentaria para contaminar el debate democrático llevándolo a las instituciones" y alerta de que su objetivo "no es otro que el de la desestabilización política" mediante "un discurso contrario al espíritu que ha acompañado durante más de cuatro décadas la apertura, profundización y consolidación democrática en España".

En suma, la moción del PSOE propone que el Senado rechace "las posiciones extremistas que tan solo fomentan ideas de odio y confrontación y se apartan de los valores de la tolerancia y el respeto en los que se basa nuestra convivencia".

También invita a los otros grupos a "no respaldar" las iniciativas de "la agenda del extremismo en España" y a mantener el consenso en asuntos como los derechos de la mujer y la lucha contra la violencia de género, la defensa de los sistemas públicos educativo y sanitario, la lucha contra el cambio climático y la libertad sexual y reproductiva de los ciudadanos.

(c) Agencia EFE