El PSOE insiste en su voluntad de convalidar la reforma laboral sin cambios

·2 min de lectura

Madrid, 11 ene (EFE).- El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Héctor Gómez, ha dicho que el Gobierno hablará con todos los grupos parlamentarios con la voluntad de conseguir un apoyo "mayoritario" para convalidar la reforma laboral sin cambios, tal y como fue pactada con la patronal y los sindicatos.

"Si hemos sido capaces de alcanzar un acuerdo con sindicatos, con empresas, lo que tenemos que hacer en el Congreso de los Diputados es respaldarlo porque es un avance notable, es un avance a la modernización de las relaciones laborales en nuestro país, no podemos seguir anclados en (la reforma laboral del PP de) 2012 con deficiencias", ha dicho en una entrevista en TVE.

Por ello, ha dicho que el Gobierno hablará con todos los grupos parlamentarios para tratar de obtener el apoyo a la reforma laboral incluso por parte de aquellas formaciones que no respaldaron la investidura de Pedro Sánchez como presidente, como el PP o Ciudadanos.

"Si deciden abstenerse o votar a favor, bienvenido sea por el bien de nuestro país y por contar con sentido de Estado", ha comentado el portavoz socialista, que ha pedido específicamente al PP "arrimar el hombro" y atender al "interés general" en vez de buscar "rédito electoral".

Los contactos se han iniciado ya con los socios parlamentarios de investidura y, por el momento, asegura que en el PSOE son "relativamente optimistas con el avance de esas conversaciones".

Preguntado sobre si la voluntad del Gobierno es aprobar la reforma laboral en el Congreso tal cual está ha respondido que sí, ya que "el documento que nace del acuerdo del diálogo social es muy bueno" y quieren "moverse en esos términos".

La reforma laboral pactada entre el Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos, la patronal y los sindicatos entró en vigor el 31 de diciembre tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) como real decreto, pero necesita convalidarse posteriormente en el Congreso de los Diputados en el plazo de los treinta días siguientes a su promulgación.

Para ello, el Ejecutivo tiene que contar con el respaldo de al menos sus socios parlamentarios, aunque algunos como ERC, EH Bildu y PNV han expresado su rechazo a la norma tal y como está redactada.

Por otro lado, sobre las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que en una entrevista en el diario británico The Guardian criticó el modelo de las macrogranjas españolas, el portavoz socialista en el Congreso ha dicho que el trabajo de la ganadería y del sector primario en España es "extraordinario, independientemente de aspectos de mejora".

"En todos los campos y en todos los sectores hay margen de mejora, pero en este momento tenemos que orientar y enfocar bien la gestión del Gobierno, evitar situaciones que puedan llevar a la confusión en medios internacionales", ha añadido.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente