PSOE defiende una reforma constitucional que reconozca mejor la diversidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), entrega un ejemplar de la Constitución a uno de los jóvenes de toda España con los que se ha reunido hoy en el Palacio de la Moncloa para conmemorar el 40 aniversario de la Constitución. EFE

Madrid, 5 dic (EFE).- El PSOE defiende una reforma de la Constitución que "nazca del consenso y la generosidad" para actualizarla con objetivos como reconocer mejor la diversidad, resolver los problemas detectados en el modelo autonómico e incorporar al pacto a las generaciones nacidas después de 1978.

En su manifiesto por el 40 aniversario de la Carta Magna, este partido explica que los socialistas son "constitucionalistas" porque la Constitución de 1978 es "el marco de convivencia de los distintos que reconoce y protege nuestra pluralidad y diversidad", además de ser "el origen de la descentralización y los autogobiernos".

Pero "hoy, 40 años después, vivimos en un mundo distinto de realidades cambiantes, tenemos nuevos problemas y necesitamos nuevas respuestas", precisa el texto, antes de proclamar: "El PSOE cree que es un buen momento para renovar el pacto ciudadano con el que seguir avanzando y construyendo juntos un país mejor".

"Los socialistas no planteamos la reforma constitucional como una enmienda a la totalidad a la Constitución del 78, sino como el mejor método para su defensa y modernización", puntualiza a continuación este partido.

Según subraya el manifiesto, el PSOE desea "actualizar" la Carta Magna para "consolidar los derechos y libertades" conquistados, para "garantizar el Estado de Bienestar y los servicios públicos" y también para "adaptarla a un lenguaje inclusivo y respetuoso con todos y todas, reconocer las reivindicaciones de las mujeres y garantizar jurídicamente la igualdad efectiva".

"También para reconocer mejor nuestra diversidad, para resolver los problemas detectados en nuestro modelo autonómico" e "incorporar al pacto a las nuevas generaciones nacidas después del 78", añade el Partido Socialista, antes de concluir: "Una reforma que, igual que hace 40 años, nazca del consenso y la generosidad y nos permita tener otros 40 años de progreso, convivencia y concordia".