Gabilondo condena los disturbios pero pide revisar libertad de expresión

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 18 feb (EFE).- El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha condenado "sin paliativos" los disturbios ocurridos el miércoles en Madrid, que no tienen "ninguna" justificación, y ha expresado la necesidad de revisar la legislación española sobre la libertad de expresión.

En declaraciones a la prensa antes del Pleno del Parlamento regional, Gabilondo ha condenado "la violencia" y los disturbios "injustificables" de la noche del miércoles en Madrid por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, en los que se produjeron destrozos, hubo diecinueve detenciones y 55 personas resultaron heridas, 35 de ellas agentes de la Policía.

Gabilondo ha expresado su condena "explícita" a los disturbios, aunque ha advertido que, "sin relacionar una cosa con otra", sí es partidario de debatir la necesidad que hay en España de revisar seriamente la legislación sobre la libertad de expresión".

El portavoz socialista ha manifestado la importancia de la libertad de expresión "en el ámbito de las artes, de la creatividad y del pensamiento".

Y ha advertido que, sin poner en cuestión la legislación actual sobre la libertad de expresión, su actualización "ha de hacerse para consolidar aún más" esa libertad.

Acerca de la dimisión que piden otros partidos del portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, por alentar supuestamente los disturbios, Gabilondo ha dicho que espera "que no se haya hecho eso" y ha añadido que "si se hubiera hecho, me parece muy mal".

Ángel Gabilondo ha afirmado que no es partidario de que se aliente nada que tenga que ver con la violencia".

Pablo Hásel, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, se encerró el lunes en el edificio del rectorado de la la Universidad de Lleida, pero en la mañana del martes los Mossos de Esquadra le detuvieron y le condujeron a la cárcel Ponent, de Lleida, para que cumpla su pena.

(c) Agencia EFE