Va al psiquiatra, cuenta lo que le sucedió y su testimonio impacta: es para reflexionar

·4 min de lectura
David Remartínez cuenta lo que le pasó en el psiquiatra. (Photo: Twitter)
David Remartínez cuenta lo que le pasó en el psiquiatra. (Photo: Twitter)

David Remartínez cuenta lo que le pasó en el psiquiatra. (Photo: Twitter)

El periodista David Remartínez, de la Guía Repsol o de El Comidista, ha utilizado su perfil de Twitter para contar lo que le ha sucedido durante una visita al psiquiatra por la Seguridad Social. Su testimonio ha impactado y ha servido para que muchos usuarios reflexionen acerca del estado de la sanidad.

“Os voy a contar una cosa que es personal pero pública también. Ayer me tocaba consulta en salud mental de la Seguridad Social. Nada más entrar, vi que mi psiquiatra estaba mucho más estresada que yo”, ha afirmado el comunicador, que ha relatado que lo primero que le dijeron fue que “tendría que ser rápido”.

Remartínez ha detallado que se lo dijo “compungida, pidiendo disculpas”. Le explicó que esa mañana llevaba mucho retraso y, por ello, él solo pudo contestarle diciéndole que lo entendía y no importaba en absoluto.

“Que seguía fenomenal y que además lo llevaba todo ordenado en la libreta. Seleccioné lo importante y se lo conté sintetizado”, ha añadido.

Sin embargo, la consulta se fue alargando más de lo esperado. “Le pudo el oficio, y con algunos datos se detuvo y pidió más información”, ha relatado el periodista.

Al final, llamaron a su psiquiatra para que fuera terminando la consulta porque le estaba dedicando mucho tiempo y había una gran cantidad de gente fuera esperando. “Su cara al mirarme fue un poema de vergüenza”, ha trasladado el periodista a sus seguidores.

“Yo, que por desgracia he pasado mucho tiempo en salas de espera de salud mental, solo he sentido esa tristeza honda y desesperada en las de oncología. Siempre me pregunto cómo hacen los médicos para no desesperarse también”, ha planteado.

Tras esa llamada, la psiquiatra comenzó a darle consejos sobre lo que tenía que hacer hasta que se volvieran a ver en una nueva cita. “Las apunté en la libreta, mientras apreciaba lo atinado de cada consejo. Le di las gracias. Y también le di ánimos”, ha contado.

Remartínez, entonces, ha confesado lo que le dijo la psiquiatra al despedirse: “El problema es que esto no va a mejorar. En todo caso, va a ir a peor. Y el segundo problema es que ahí fuera casi todo lo que tenemos es gente joven. Algo hemos hecho mal”.

“Me quedé helado. Tuve que contenerme para no abrazarla”, ha reconocido el periodista sobre su reacción a esas palabras.

Finalmente, ha terminado haciendo una reflexión sobre el estado de la sanidad pública: “Igual teníamos que estar hablando de esto, porque creo que resume todo, lo público y lo privado. Hablarlo en las redes, en la calle, en los parlamentos, en las empresas, en los bares, en las familias, en las urnas. En las manifestaciones de protesta que no convocamos”.

“Por cierto, por la misma consulta, mi psiquiatra privada cobra 130 euros. Ayer, ese médico de la Seguridad Social, aparte de ahorrármelos, les dio un valor muy superior al del precio”, ha sentenciado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente