El PSC afirma que desde su fundación ha defendido que Cataluña es una nación

1 / 2
El secretario de organización del PSC, Salvador Illa. EFE/Susanna Sáez/Archivo

Barcelona, 25 nov (EFE).- El secretario de organización del PSC, Salvador Illa, ha afirmado este lunes que desde la "fundación" del partido, "el siglo pasado", los socialistas catalanes vienen defendiendo que Cataluña "es una nación".

En rueda de prensa, Illa se ha mostrado sorprendido por el interés que ha levantado la ponencia marco que se debatirá en el próximo congreso del PSC, pero ha aclarado que no es "ninguna novedad" para ellos hablar de nación al referirse a Cataluña.

Preguntado sobre qué es una "nación" para el PSC, Illa ha recordado lo expuesto en las declaraciones de Granada y Barcelona en la línea de que Cataluña tiene una cultura y lenguas propias, personalidad jurídica, derecho propio, etcétera.

"Mucha gente además siente a Cataluña como nación y sobre sentimientos no hay nada que se pueda decir. Eso no significa que creamos que tiene que ser ni una nación independiente ni un Estado", ha añadido.

"Reconocer Cataluña como nación y España como un estado plurinacional" es el texto que el PSC incluye en el documento marco que el partido quiere aprobar en su XIV congreso, que se celebrará entre los días 13 y 15 de diciembre.

La ponencia, publicada en la web del partido, esboza en sus 36 páginas las propuestas de los socialistas sobre el encaje territorial de Cataluña en España, con una clara apuesta por el federalismo, pero también por otras cuestiones como la lengua, el trabajo, la emergencia climática o la inclusión social.

"Una Cataluña unida en la diversidad y bien gobernada" conforma el primer punto de este documento, en el que señala que Cataluña y España, con una historia "entrelazada", son "plurales y diversas, un conjunto de pueblos con singularidad propia con lazos sociales, culturales y políticos que los han mantenido unidos".

España, sostiene el PSC, es un país moderno, plurilingüe y pluricultural, que se fundamenta en la igualdad de derechos y la garantía del derecho de autonomía de los pueblos que la integran.

En este sentido, apunta: "Reconocer Cataluña como nación y España como un estado plurinacional es nuestra manera de entender nuestra unión y la igualdad en la diversidad".