Primera prueba BMW X5 2019: lujoso y con clase

feedback@motor1.com (Francesco Stazi)
BMW X5 xDrive 30d

Más grande y con un sistema multimedia de última generación, el buque insignia bávaro lanza su desafío al resto de SUV Premium.

Mientras que la tendencia de las firmas europeas tiende a compactar los SUV de las distintas categorías, BMW parece seguir su propio camino. De hecho, su última creación, el BMW X5 2019, ha crecido en todos los sentidos, para convertirse en el auténtico buque insignia de la categoría.

Por supuesto, teniendo en cuenta que el modelo se ensambla en Spartanburg (Carolina del Sur) y que la primera prueba tiene lugar en suelo estadounidense, un país donde los coches grandes gozan del favor del público, sus dimensiones no parecen un problema.

Sin embargo, de cara a desenvolverse por Europa, los ingenieros de la marca han optado por facilitar la vida del usuario, añadiendo todo tipo de tecnología y ayudas electrónicas, entre las que se encuentra una función de conducción semiautónoma.

BMW X5 2019, ¿cómo es?

Frente a la generación anterior, gana 4,0 centímetros de distancia entre ejes, al tiempo que crece 2,7 centímetros a lo largo, 6,6 a lo ancho y 2,5 a lo alto. Al decirlo, puede parecer demasiado, pero el nuevo X5 es de todo menos pesado.

En la parte frontal, preside el clásico doble riñón, también más grande que nunca, flanqueado por unos faros con tecnología de tipo LED, que pueden ser láser en opción. En la zaga, los pilotos adoptan unas formas más horizontales que nunca.

BMW X5 M50d

El crecimiento también ha llegado hasta el habitáculo, donde obtiene una buena nota en términos de espacio, tanto para los pasajeros, con cinco o siete plazas, como para el equipaje, con un maletero que puede llegar a alcanzar los 1.860 litros de capacidad.

Las mejoras se perciben, asimismo, en el puesto de conducción, que combina tecnología y elegancia a partes iguales, respetando la sencillez de uso. Por nombrar unos simples ejemplos, con un único botón se pueden activar todas las ayudas electrónicas a la conducción, mientras que desde dos pantallas de 12,3 pulgadas, puedes controlar todos los parámetros del coche.

El BMW X5 2019 es también el primer modelo que llega al mercado con el nuevo sistema operativo, ya de séptima generación, que incluye un asistente personal que interactúa y aprende por sí mismo, a través de la inteligencia artificial.

BMW X5 M50d

¿Qué tal va todo?

En el asfalto, gracias a la suspensión neumática y al eje trasero direccional, las sensaciones son siempre de máximo control. A pesar del peso del conjunto, la percepción de balanceo está prácticamente ausente; incluso, si te enfrentas a las curvas de una manera más 'alegre'.

La transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de ocho velocidades, simplifica bastante el trabajo que debe llevar a cabo el conductor; también, en el caso de la potente versión M50d, que declara 760 Nm de par máximo.

Las sensaciones también son buenas en un escenario 'off road', en el que la tecnología también juega un papel importante, a la hora de adaptar el modo de conducción y la suspensión, y de garantizar la visibilidad del entorno, gracias a un sistema de visión periférica.

Con la suma de otras ayudas, como el control de descenso de pendientes, lo único que te hace ver que no se trata de un todoterreno, es el hecho de que opte por unos neumáticos puramente asfálticos o que el diseño de la carrocería, centrado en la aerodinámica, la deje demasiado expuesta.

BMW X5 xDrive 30d

BMW X5 2019, algunas curiosidades

Hemos llamado al sistema multimedia "operativo" y no por casualidad. De hecho, va más allá del simple infoentretenimiento, ya que controla casi todas las funciones del vehículo, además de ofrecer un auténtico asistente virtual, que permite interactuar con la voz, como ya estamos acostumbrados a hacer, por ejemplo, con Siri (Apple), Alexa (Amazon), Cortana (Microsoft) o Google Assistant. Frente a todos ellos, BMW también nos da la oportunidad de cambiar el nombre de nuestro 'secretario' personal.

BMW X5 M50d

¿Cuánto cuesta?

Como opciones de inicio, la gama del BMW X5 2019 está compuesta por tres motores turboalimentados, uno de gasolina y dos de ciclo diésel, con la misma arquitectura: 3,0 litros y seis cilindros en línea. El primero, destinado a la versión xDrive 40i, entrega 340 CV, mientras que los otros dos, para las variantes xDrive 30d y M50d, desarrollan 265 y 400 CV, respectivamente. 

La lista de precios parte de los 72.800 euros de la versión xDrive 30d, que ofrece un buen compromiso entre coste y nivel de equipamiento. Mientras, el tope de gama queda representado por la variante M50d, que asciende hasta 111.900 euros. En todos los casos, el X5 2019 se asocia a las cuatro ruedas motrices xDrive y la transmisión automática Steptronic, de ocho velocidades.

Para finalizar, te dejamos con la prueba en vídeo de nuestros compañeros de Motor1.com Italia. Que la disfrutes.