Protestas en Turquía contra el intento de silenciar al mayor grupo de denuncia de feminicidios

·3 min de lectura

'We Will Stop Femicide', el grupo feminista más grande de Turquía que ha documentado la violencia contra las mujeres desde 2010, podría ser cerrado por la Fiscalía turca. Ante el rechazo a la posible medida por supuestas "actividades contra la ley moral", cientos de mujeres salieron a manifestarse frente al tribunal que maneja el caso. Ankara ya retrocedió en esta materia cuando en 2021 se retiró de la Convención de Estambul, que vela por leyes contra la violencia de género.

Bajo los lemas "¡nunca caminarás sola!" y "detendremos los asesinatos de mujeres", cientos de personas protestaron frente al tribunal principal de Estambul, por el posible cierre del grupo 'We Will Stop Femicide', en español, 'Detendremos el Feminicidio'.

Los representantes del movimiento asistieron este 1 de junio a una audiencia, luego de que el pasado abril un fiscal presentara una denuncia en su contra por supuestas "actividades contra la ley moral".

Según declaraciones de la presidenta del grupo, Fidan Ataselim, la Fiscalía turca le aseguró que recibió declaraciones que afirman que la organización intenta destruir las estructuras familiares tradicionales "con el pretexto de defender los derechos de las mujeres". Acusaciones que Ataselim calificó como "grotescas" y "ridículas"

Bajo estos señalamientos, el ente acusador pretende claudicar el movimiento más grande de Turquía, que desde hace 12 años ha estado documentando los casos de feminicidio, abusos y otras agresiones contra las mujeres en el país de mayoría musulmana, aunque oficialmente laico.

Las representantes de la organización apuntan a motivaciones políticas detrás del juicio. "Hay grupos de mujeres masivos y organizados en las calles, y creemos que este juicio es un ataque contra la lucha de las mujeres por sus derechos", aseguró a la salida de la corte la representante de la organización, Nursen Inal.

Turquía continúa poniendo trabas a los derechos de las mujeres

El Gobierno del presidente turco Recep Tayip Erdogan ha sido blanco de críticas desde que en 2021 sacó a su país de la Convención de Estambul, que vigila que los países miembros cumplan las leyes destinadas a prevenir los delitos contra las mujeres y enjuiciar a los responsables.

El Convenio es conocido por el nombre por la capital en la que fue firmado, pero ha sido ratificado por la mayoría de países europeos. Entre ellos, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Malta, Dinamarca, Finlandia, Polonia, Mónaco, Eslovenia y Suecia.

Justamente, el grupo 'We Will Stop Femicide', que hoy enfrenta riesgo de cierre, fue uno de los más críticos contra esa decisión y ha ido organizando grandes mítines a favor del organismo europeo.

Los conservadores en Turquía acusaron a la Convención de supuestamente promover la homosexualidad y amenazar los valores familiares tradicionales.

De acuerdo con la plataforma feminista turca, 160 mujeres han sido asesinadas en su país en lo corrido de este año. Muchos de esos homicidios fueron cometidos por miembros de las familias de las víctimas. El número de feminicidios en 2021 en suelo turco se situó en 423.

"Estamos bajo presión del Gobierno porque publicitamos nombre por nombre de todos y cada uno de los asesinatos de mujeres", sentenció Inal.

El grupo agrega que sus documentaciones contradicen la versión del Gobierno de Erdogan, que afirma que el asesinato de mujeres en Turquía está en declive.

Con AFP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente