Protestas en Túnez contra el polémico referéndum constitucional ideado por el presidente Kais Said

·2 min de lectura

Protestas en Túnez contra el polémico referéndum constitucional de este lunes.

Varios cientos de personas salieron este sábado a las calles de la capital de este país para protestar contra lo que consideran un golpe de Estado de su presidente Kais Said, el cual convocaba para el 25 de julio un referendo con el que pretende sacar adelante una nueva Constitución.

"La esencia de la Constitución es garantizar un equilibrio de poderes", recordaba durante la manifestación Mohamed Gonani, miembro del partido islamista Ennahda, "pero esta nueva Constitución otorga al presidente amplios poderes y no existe ningún mecanismo para destituirlo o reprenderlo".

Samia Abbou, líder del partido socialdemócrata Attayar, mostraba una opinión muy similar respecto al referendum:

"Yo estaba de acuerdo en lo del 25 de julio –fecha en que Said decretaba el año pasado un estado de excepción–. Estaba a favor del cambio, del cambio positivo, de pedir cuentas a los ladrones y a la mafia que robó el país. Yo estaba a favor de eso. Pero el 22 de septiembre vimos la verdadera naturaleza de lo que ha hecho el presidente. Vimos que su intención no era luchar contra los corruptos. Y además, hasta hoy nadie ha sido condenado", recordaba una indignada Abbou.

Y es que la nueva Constitución, denuncian desde la oposición, otorgaría amplios poderes al presidente y recortaría la autoridad tanto del primer ministro como del Parlamento, dominado hasta el pasado año por Ennahda y suspendido por Kais Said con la intención, defendió él, de acabar con la crisis económica y política y "salvar a la nación".

Primer referendo de su historia

La cita electoral, el primer referéndum que celebra Túnez en su historia, forma parte de la hoja de ruta política de Said cuyo objetivo es "rectificar" el curso revolucionario iniciado con el derrocamiento del dictador Zine el Abidine Ben Ali, y que terminará con unas elecciones legislativas en 17 de diciembre.

La votación, que se llevará a cabo durante dos días, se centra por tanto en un proyecto constitucional en el que todo son dudas, tanto por el contenido como por el opaco proceso de redacción, diseñado por un solo hombre.

Este 25 de julio, fecha elegida por el presidente para el referéndum, conmemora también el 65 aniversario de la proclamación de la República tunecinay marca un año desde que Said decretara el estado de excepción, cesara al primer ministro y suspendiera el Parlamento.

Gran parte de las calles tunecinas celebraron la intervención de aquel 2021, hastiadas de la corrupción y el curso político, pero la acumulación de poderes por parte de Said, que desde entonces gobierna con medidas excepcionales, ha hecho saltar las alarmas.

Con EFE.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente