Protestas multitudinarias contra el Gobierno en la capital de Mongolia

Miyeegombyn Enkhbold ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

Pekín, 11 ene (EFE).- Cientos de personas protestaron contra el Gobierno en las calles de Mongolia y exigieron la dimisión del presidente del Parlamento, Miyeegombyn Enkhbold, al que consideran cabecilla de la coalición en el poder, informa hoy el portal de noticias UB Post.

La protesta tuvo lugar el jueves en la céntrica plaza Sukhbaatar, donde se sitúa el edificio del Gran Hural (Parlamento).

Se trata de la segunda manifestación en las últimas semanas, ya que el pasado 27 de diciembre se convocó otra en el mismo lugar a la que, según los organizadores, acudieron unas 25.000 personas.

En esta ocasión, las tomas aéreas difundidas por el diario Onoodor, el principal del país, muestran un numeroso grupo de personas que, sin embargo, no llenan la plaza.

Los organizadores no ofrecieron una cifra de asistentes aunque aseguraron que "miles de personas" se unieron a las manifestaciones en diferentes partes del país y del extranjero.

Asimismo, la televisión privada TV5 publicó fotos de pequeños grupos de personas que sostienen pancartas contra Enkhbold en la provincia de Hentiy (norte) y en ciudades del extranjero como Ginebra o Londres.

A las protestas asistieron diputados opositores y dirigentes de organizaciones de la sociedad civil, que entraron al edificio y entregaron a Enkhbold una carta en la que pedían su dimisión, algo a lo que el presidente del Parlamento se negó.

Los organizadores afirmaron que seguirán con sus desaprobaciones y anunciaron una huelga de hambre hasta que Enkbold dimita.

Con estas acciones, los manifestantes buscan expresar su indignación contra el bipartidismo del socialista Partido Popular de Mongolia (PPM, controla 65 de los 76 escaños del Gran Hural) y el conservador Partido Demócrata (PD, 9 escaños), conocido como "Manan".

Según el UB Post, muchos ciudadanos consideran a estos dos partidos como "el principal grupo de defensa de los intereses de los políticos adinerados y los empresarios que controlan el país".