Protestas en Francia por pase sanitario que exige tercera dosis de las vacunas contra el Covid-19

·3 min de lectura

Miles de personas protestan en París y otras ciudades francesas contra el pase sanitario que se transforma en un certificado obligatorio de vacunación, incluida la tercera dosis de los antídotos. Los diputados de la Cámara Baja aprobaron, este 15 de enero, el polémico proyecto de ley, que ahora deberá ser discutido en el Senado.

Varias protestas contra el pase sanitario se toman Francia. Las autoridades informaron que esperan entre 9.000 y 14.000 manifestantes solo en París y entre 85.000 y 120.000 en todo el país.

Está previsto que la mayor movilización antivacunas en la capital sea la del movimiento político Les Patriotes del candidato presidencial Florian Philippot, pero también se suman diversos colectivos incluida una iniciativa de los denominados ‘Chalecos Amarillos’, grupo que en el pasado protestó contra políticas económicas del Gobierno de Emmanuel Macron.

Estas manifestaciones representan un desafío para la fuerza pública y el Ejecutivo, mientras intentan frenar la propagación de contagios de Covid-19, que en los últimos días han registrado récords debido a la variante Ómicron, mucho más transmisible que otras, como Delta.

A raíz de las declaraciones del mandatario francés, decidido a "molestar" a los no vacunados, el Ministerio del Interior contabilizó el pasado 8 de enero 105.200 manifestantes en toda Francia, cuatro veces más que los 25.500 de la movilización anterior, el 18 de diciembre.

Miles de pases sanitarios serían reemplazados por certificado obligatorio de vacunación

Decenas de miles de pases sanitarios deberían ser desactivados desde este sábado 15 de enero, plazo fijado por el Gobierno, si los ciudadanos no demuestran que han completado su esquema de vacunación, según ratificó el Ministerio de Sanidad en la noche del viernes.

De acuerdo con estimaciones de las autoridades, es probable que inicialmente unas 560.000 personas pierdan sus pases sanitarios, pero la cifra real es difícil de determinar.

Se trata de personas mayores de 65 años y ciudadanos con comorbilidades, que tuvieron acceso con anterioridad a la tercera dosis de los antídotos.

Se estima que a la fecha alrededor de 15,9 millones de adultos, el 98 % de la población señalada, ya debe haber completado su esquema de inmunización siete meses después de su inyección anterior.

Pero eso no significa que los 560.000 restantes perderán sus pases de inmediato, explicó el ministro de Sanidad, Olivier Verán, pues entre ellos, "hay un número significativo que ha presentado un contagio" sin haberlo notificado aún en la aplicación TousAntiCovid, que amplía la validez de su pasaporte sanitario.

Contar con la pauta completa de vacunación será pronto la condición necesaria para mantener el certificado sanitario. Ya no será suficiente presentar resultados negativos de una prueba de detección de Covid-19 o haber superado recientemente la enfermedad.

Sin embargo, ya no será obligatorio utilizar mascarillas al aire libre en París, después de que un tribunal dictaminara que ese requerimiento es una violación de la libertad personal.

Los diputados de la Asamblea Nacional, la Cámara Baja del Legislativo francés, aprobaron sin sorpresas y en segunda lectura este 15 de enero el polémico proyecto de ley que transforma el pase de salud en un certificado de vacunación, después de una noche de debates que ahora deberán continuar en el Senado.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente