Protestas en Australia y Asia abrazan el movimiento "Black Lives Matter"

Por Lidia Kelly y Mari Saito
1 / 3

Protestas en Australia y Asia abrazan el movimiento "Black Lives Matter"

Manifestantes con mascarillas bajo la lluvia durante una protesta de Black Lives Matter en Verulamium Park, en St Albans, Reino Unido, el 6 de junio de 2020

Por Lidia Kelly y Mari Saito

MELBOURNE/TOKIO, 6 jun (Reuters) - Miles de personas salieron a las calles en toda Australia el sábado, al igual que centenares en Tokio y Seúl para apoyar las protestas de los Estados Unidos contra la brutalidad policial, mientras que se esperan manifestaciones en toda Europa en las próximas horas.

Las continuas protestas mundiales reflejan el aumento de la ira por el tratamiento policial de las minorías étnicas, provocado por el asesinato de George Floyd el 25 de mayo en Minneapolis, después de que un agente de policía lo inmovilizara con una rodilla en el cuello durante casi nueve minutos mientras sus compañeros de profesión se mantenían al margen.

Sin embargo, las manifestaciones en Asia y el Pacífico se vieron limitadas por las restricciones sociales destinadas a detener la nueva pandemia de coronavirus.

En los Estados Unidos, el viernes, destacados políticos demócratas adoptaron los lemas de las protestas y anunciaron reformas, ya que las tensiones seguían siendo elevadas en las principales ciudades tras días de protestas en gran parte pacíficas en las que se produjeron esporádicos actos de violencia.

En Brisbane, la policía estimó que 10.000 personas se unieron a una protesta pacífica, llevando mascarillas y sosteniendo carteles de "Black Lives Matter". Muchos se cubrieron con banderas indígenas, pidiendo que se pusiera fin al maltrato policial a los indígenas australianos.

En Sídney, una decisión judicial de última hora prohibió las protestas debido a las restricciones para frenar el coronavirus cuando miles de personas marcharon, en medio de una fuerte presencia policial, cantando: "¿Las vidas de quién importan? Las vidas de los negros importan".

También se celebraron marchas en Melbourne, Adelaida y otras ciudades australianas.

En Tokio, los manifestantes protestaron contra lo que dijeron que era el tratamiento policial de un hombre kurdo que dice que fue detenido mientras conducía y empujado al suelo, dejándole con hematomas.

Los organizadores invocaron las protestas de los Estados Unidos, diciendo que también marchaban en apoyo del movimiento Black Lives Matter.

En Seúl se reunieron docenas de activistas surcoreanos y residentes extranjeros, algunos con máscaras negras que decían "no puedo respirar" en Corea, haciéndose eco de las últimas palabras de George Floyd mientras yacía en la acera. Otros participaron en una "protesta fotográfica viral" en línea.

En toda Europa, donde se ha producido una oleada sin precedentes de manifestaciones contra el racismo que han atraído a decenas de miles de personas a las calles, se han planificado protestas de fin de semana en Alemania, Reino Unido, Francia, España, los Países Bajos, Bélgica y Hungría.

Como en Seúl, las autoridades de París prohibieron las manifestaciones frente a la embajada local de EEUU, alegando las restricciones para evitar la propagación del coronavirus.

Algunos manifestantes europeos han estado usando mascarillas y manteniendo la distancia social, pero en algunos lugares, especialmente en Alemania el viernes, un gran número de personas no respetó las normas de distanciamiento.

Las pancartas y lemas se han centrado no sólo en George Floyd, sino en una serie de otras controversias en países específicos y el maltrato de las minorías en general.


(Información de Lidia Kelly en Melbourne, Daewoung Kim y Chaeyoun Won en Seúl, Mari Saito y Elaine Lies en Tokio, Orathai Sriring en Bangkok y Andrew Cawthorne; editado por William Mallard, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)