Protestas antigubernamentales en Perú

En Perú, indignación en Lima contra la presidenta Dina Boluarte, responsable a ojos de muchos peruanos, de la brutal represión de las protestas que sacuden el país, y que ya han dejado al menos 42 muertos, más de 500 heridos y unos 330 detenidos. Los manifestantes exigen el cierre del Congreso y elecciones anticipadas.

"El pueblo exigie la renuncia inmediata de la señora Dina Boluarte que tendrá que pagar por los muertos", decía un manifestante.

En Cuzco, la policía disparó gases lacrimógenos para dispersar una protesta. Mientras varios cortejos fúnebres acompañaban el féretro de algunos de los caídos.

Clima de incertidumbre, violencia y protestas

El clima de violencia y protestas poner en pausa gran parte de la actividad del país. Los analistas ya prevén una desaceleración de la economía y una caída del alza del PIB a 2,5 % en 2023.

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, aseguró este viernes que su Gobierno promueve un diálogo nacional "por la paz social, la reconciliación, el crecimiento económico y el desarrollo, que incluye a todos los sectores, sin exclusiones".

Tres dirigentes de una organización vinculada con las protestas antigubernamentales que se presentan en la región sureña de Ayacucho fueron detenidos por la Policía, mientras que un congresista denunció que manifestantes atacaron su casa la ciudad de Puerto Maldonado, en la Amazonía de Perú.

El caos se ha apoderado del país

Las protestas estallaron tras el intento de autogolpe y posterior destitución del presidente Pedro Castillo el pasado diciembre. Sus partidarios salieron a la calle para exigir su liberación. El goteo de muertos en los enfrentamientos con las fuerzas del orden ha puesto en guardia a varios gobiernos de la región y el Ejecutivo de Dina Boluarte corre el riesgo de quedar aislado internacionalmente.