Protestan por incumplimientos de seguridad laboral en las obras del Isabel Zendal

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 19 nov (EFE).- Los incumplimientos de la seguridad laboral en las obras del nuevo hospital Isabel Zendal y la muerte de un trabajador en octubre, con sendas denuncias ante Inspección de Trabajo, han concentrado este jueves a casi un centenar de manifestantes ante la Asamblea de Madrid, convocados por CCOO y UGT.

Diputados del PSOE, Más Madrid y Podemos han expresado hoy su apoyo a los manifestantes, que han lamentado que a los demás grupos "no les importe" que con "el ritmo acelerado de la obra se esté incumpliendo el convenio laboral, que las jornadas sean inacabables" y no se cumplan las medidas de seguridad con resultado de un obrero muerto.

"Más de 1.300 personas pertenecientes a 20 empresas" trabajan contra reloj en el nuevo hospital que es "el paradigma de lo que no se debe hacer en una obra", según CCOO.

La primera denuncia ante Inspección Provincial de Trabajo, de 29 de julio, la interpuso CCOO a las constructoras San José, Dragados, Ferrovial Servicios, Sacyr, Viales y Obras, la UTE JOCA-Urvios, y Factesa Obras, por incumplimiento de jornada laboral y de la normativa de prevención de riesgos.

Esta denuncia "afecta al conjunto de trabajadores" de la obra por "trabajos a altas temperaturas, exceso de jornada, faltas de medidas de seguridad, así como una falta de organización y control que hace la prestación de servicios sea realmente peligros y penosa".

Además, "ni la Comunidad de Madrid ni el Ayuntamiento de la capital ponen medios para que se cumpla la normativa" y así evitar que los trabajos sean "precarios, peligros y penosos", añade la denuncia que recalca "desorganización entre las empresas poniendo en riesgo la integridad física de los trabajadores".

La segunda denuncia ante Inspección, de 6 de octubre, tras morir un obrero cinco días antes, va contra las mismas constructoras -San José, Dragados, Ferrovial, Sacyr, Viales y Obras, UTE Joca-Urvios, Factesa-, además de la empresa subcontratada ANRO Estructuras Metálicas.

Según CCOO, a esta subcontrata pertenecía el trabajador de 44 años que cayó desde 7 metros de altura al "intentar desenganchar una eslinga de una estructura", aunque se desconoce "el motivo por el cual no estaba anclado a ninguna línea de vida", reza la denuncia.

También se desconoce "por qué no había instaladas otras medidas de protección colectiva frente a caídas como redes verticales" y si el trabajador "tenía contrato y formación de riesgos laborales para realizar trabajos en altura", continúa la denuncia.

En la concentración hoy el responsable de Construcción de UGT, Mariano Hoya, consideró "indigno y vergonzoso que todos los diputados no estén saliendo a apoyar" a los manifestantes, porque la Comunidad debería ser "la primera garante de la seguridad de los trabajadores" y, sin embargo, "no importa la vida, solo hacerse la foto".

Aunque UGT cifra en dos los fallecidos, uno de ellos sufrió un infarto en su domicilio y no en la obra.

Para el responsable de Construcción de CCOO, David Pérez, "los plazos eran inviables e irreales. En vez de tres turnos, hacían solo dos, con un ritmo de 12-14 horas diarias. No se hizo jornada continua en verano pese al riesgo térmico. Cuando murió el trabajador, comprobamos que no había protecciones colectivas ni individuales".

El portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha expresado al llegar a la Asamblea, la "preocupación que generan las condiciones de aceleración en la que se ha de hacer ese hospital, que aconsejan que sea especialmente escrupuloso en las medidas de seguridad".

Para la diputada Pilar Sánchez Acera, "es evidente que la Comunidad tiene una cuenta pendiente con la precariedad laboral. Este año ha habido más fallecimientos que el anterior, y la Comunidad tiene que ser la primera responsable y garante de la seguridad y la salud de los trabajadores".

(c) Agencia EFE