Protesta sindical deja a 15.000 pasajeros varados en aeropuertos de Argentina

La protesta es encabezada en los principales aeropuertos del país por los gremios Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), por el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA). EFE/Archivo

Buenos Aires, 8 nov (EFE).- Una medida de fuerza sindical para reclamar mejoras salariales ha provocado hoy de momento en Argentina la cancelación de 138 vuelos nacionales e internacionales de la estatal Aerolíneas Argentinas, lo que afectó a por lol menos 15.000 pasajeros, informaron a Efe fuentes de la empresa.

El 95 % son vuelos internos, mientras que del exterior se cancelaron trayectos a Río de Janeiro y Porto Alegre (Brasil), Miami (EEUU) o Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

"La medida de fuerza consiste en la celebración de asambleas en los principales aeropuertos, impidiendo el normal desempeño de tareas. Dichas asambleas buscan afectar el servicio de la compañía", explicó la aerolínea.

La protesta es encabezada en los principales aeropuertos del país por la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), por el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

"Aerolíneas no paga salario. Gremios aeronáuticos exigen que se cumpla con lo acordado", explicó APA en Twitter.

Los sindicatos reclaman el pago de la llamada cláusula gatillo correspondiente a octubre, que supone un incremento mensual para acompañar a la subida de la inflación.

Las asambleas comenzaron a partir de las 07.00 horas, por lo que la empresa debió cancelar 138 vuelos, al menos hasta las 13.45 hora local (16.45 GMT).

"Aerolíneas Argentinas reitera su permanente vocación de diálogo con sus trabajadores. Sin embargo, el reclamo gremial no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse", añadió la empresa.

Además explicó que está haciendo sus "mayores esfuerzos" por reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible.