Protesta en Berlín contra la inflación y el alza de precios

Unos 3.000 manifestantes protestan en Berlín contra del alza de precios en las viviendas de alquiler, la alimentación y el sector energético. Convocados por grupos de izquierdista y movimientos ecologistas, la protesta reclama una mejor "redistribución" de la riqueza; y su principal consigna es que se expropie a las grandes inmobiliarias, causantes de la especulación.

"Los jóvenes no tienen futuro. Con la crisis en la que estamos, con la inflación, ya no podemos comprar ni un kebab. No sabemos cómo pagar la comida, ni por supuesto tendremos p osibilidad alguna de independizarnos en los próximos años. Viviremos con nuestros padres al menos otros cinco años porque no podemos permitirnos un piso propio", decía una joven manifestante.

"Lo que se nos ofrece son soluciones a corto plazo, pseudo-soluciones, pero no aportan una solución redistributiva a largo plazo, y esa es la cuestión", considera otra joven berlinesa.

La inflación en Alemania se disparó en octubre al 10,4 % a escala interanual, el mayor nivel en el país desde su reunificación (en 1990).

Al movimiento del "Umverteilen" se han adherido en las últimas semanas organizaciones contra el cambio climático como Fridays for Foture, como asociaciones contra la especulación inmobiliaria y movimientos cívicos de los distritos más afectados por el alza de precios en las viviendas de alquiler.

El precio de la energía doméstica subió un 55 %, mientras que el de los alimentos lo hizo en un 20 %, de acuerdo a las cifras publicadas el pasado viernes por el departamento federal de Estadística (Destatis).