Protagoniza un intercambio de parejas sin precedentes en plena cita de 'First Dates' y la cosa acaba como nadie esperaba

Redacción El HuffPost

El presentador de First Dates Carlos Sobera propuso un jueguecito sin precedentes en el restaurante del amor de Cuatro: aprovechó que un padre y hijo acudieron simultáneamente al programa en busca de pareja para hacer un intercambio.

A ver, dicho así, la propuesta de Sobera a Antonio, valenciano de 50 años; su hijo Adrián, de 22; la cita del primero, Raquel, alicantina de 47 y Ana, la cita del segundo, de 29 años, suena peor de lo que realmente pretendía el presentador. El objetivo de la propuesta no era otro que intercambiar unas cuantas preguntas para conocer ciertas intimidades del padre y el hijo.

Pincha aquí para ver el momento en la web de Cuatro

"A ver qué trapos sucios me saca", afirmó la cita de Adrián cuando Sobera le hizo la propuesta. Y entonces llegó el intercambio. Ana se fue a la mesa con Antonio y Raquel hizo lo propio con Adrián.

Y llegaron preguntas del tipo "cuánto tarda en arreglarse" o "cómo hace para cuidar su aspecto", que recibieron respuestas como "mi padre es bastante presumido".

"Que sea limpio y aseado, estupendo", reconoció Raquel ante la cámara, tras la respuesta del vástago de Antonio.

"¿Le huelen los pies?", consultó la cita de Adrián. "Nooooo. ¿Cómo le van a oler los pies? Es superlimpio", exclamó el padre.

En ese contexto, el padre aprovechó para preguntar a la cita de su hijo —en plan confidencia— que qué le había parecido Adrián: "Muy mono", respondió Ana sonriente.

El jueguecito proporcionó una información muy útil a los pretendientes, que desembocó en una sentencia final desigual. Así, mientras Adrián y Ana se dieron una segunda oportunidad...


Antonio cortó de seco el buen rollo con unas inesperadas calabazas:

Sigue leyendo en El HuffPost