Un desconocido le regala 50.000 euros de propina a un pianista del aeropuerto

·3 min de lectura

Los caminos de Tonee ‘Valentine’ Carter y Carlos Whittaker se cruzaron hace unos días en el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta (Estados Unidos) y de ese cruce ha salido una de esas historias de generosidad que iluminan el mundo en tiempos de pandemia. El segundo, tras lanzar una petición en redes sociales, ha logrado una generosa propina con varios ceros detrás para el primero, que se ha visto desbordado por la emoción. Ambos han hablado para CNN.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidaEN VÍDEO

Whittaker, que es orador motivacional y tiene un podcast, ha contado que viajaba de vuelta a Tennessee hace ahora una semana después de que le cancelasen una intervención. No tenía un buen día. Hasta que comenzó a oír las notas al piano de Carter. Se dejó guiar por la música y pasó hora y media en el piano bar del aeropuerto escuchando a este pianista de 66 años con el que se puso a hablar en un descanso.

Durante su actuación le grabó varios vídeos que compartió con sus miles de seguidores en redes sociales. Después de su charla, cuando Carter regresó al piano, a ese espectador desconocido se le ocurrió una idea: “¿Qué pasaría si les preguntara a mis seguidores de Instagram si podríamos darle la propina más grande que haya recibido?”. Lo pensó y lo hizo. Solo media hora después había recaudado 10.000 dólares (8.462,6 euros). La cara del pianista al conocer la noticia, compartida en Instagram por su benefactor, lo dice todo.

“Pensé que estaba bromeando, simplemente no podía creerlo. Eso simplemente no sucede. No sabía cómo sentirme. Este es el tipo de cosas que hago. Me encanta dar, donar y ayudar a la gente, pero nunca esperé que alguien lo hiciera por mí”, ha comentado a CNN el músico. Whittaker se subió al avión y la recaudación continuó. Al bajar habían duplicado la cantidad y poco a poco se fueron sumando más donativos hasta llegar a superar los 60.000 dólares (50775,9 euros) el pasado viernes.

Sobre qué hará con esa propina de cinco cifra, Carter ha dicho, entre bromas, que lo primero será cambiar el aceite al coche. Y ya en serio ha comentado que quiere ayudar a otras personas. “Esos 60.000 dólares no son míos. Es dinero que irá a otros. Solo hay una forma de decir gracias, porque las palabras son inadecuadas. Y es pagar esto", argumenta. 

La fama reciente de este pianista de aeropuerto ha sacado también a la luz su historia, la de un niño de seis años que acudió a ver a Ray Charles y se enamoró de la música y del piano. Una vida que no ha sido fácil. Antes trabajaba en cruceros y tocaba en bandas, pero en 2008 le descubrieron un fallo renal. El médico le dijo que sus riñones solo funcionaban al 10%.

No le quedó más remedio que cambiar su ritmo y dejar las noches libres para someterse al tratamiento de diálisis que necesita. No lamenta nada de los sucedido, da gracias por lo que tiene y se declara feliz. “Sí, mi vida es un poco incómoda y sí, no es lo que solía ser. No, no tengo fuerzas y sí, a veces estoy débil y muchos de mis días no son buenos, pero maldita sea, estoy aquí. Soy feliz. Demonios, sí, soy la persona más feliz que conozco”, sentencia en declaraciones recogidas por la cadena ABC.

EN VÍDEO | En Francia pueden ir a un concierto mágico… con un piano en el agua junto a un castillo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente