Sin Facebook, Twitter y Youtube, la propaganda comunista china se divulga en Pornhub

La propaganda comunista china ha llegado hasta la plataforma de contenido pornográfico Pornhub. Foto: Ethan Miller/Getty Images.

En la medida en que Twitter, Facebook y YouTube cerraron las cuentas que se usaban para difundir la narrativa del Partido Comunista de China y los argumentos contra de los manifestantes en Hong Kong, los ingeniosos patriotas y trolls ahora están subiendo sus videos amañados en otra plataforma extremadamente popular: Pornhub, el sitio porno más grande del mundo.

Desde Pekín los medios de comunicación controlados por el Estado han estado llevando a cabo una campaña de desinformación en contra de las protestas en Hong Kong, las cuales iniciaron el 9 de junio de este año y aún se mantienen, acusando a los manifestantes de ser separatistas violentos que buscan la independencia.

Sin embargo, los organizadores de las protestas han sido claros en señalar que lo que buscan en una mayor democracia en Hong Kong y una investigación sobre la brutalidad policial en contra de los manifestantes.

Shu Chan, una reconocida comentarista en las redes sociales chinas con más de tres millones de seguidores en la red social Weibo, una especie de Twitter usado en China, señaló en una de sus publicaciones del 12 de noviembre que ella y otros usuarios de Internet habían subido varios videos propagandísticos en Pornhub debido a que no los pudieron publicar como usualmente lo hacían en Youtube.

“Youtube no nos permite subir esos videos, por lo que nos vemos forzados a publicar los videos en Pornhub”, escribió Shu.

Elogios a la policía y críticas a los manifestantes

Una búsqueda realizada por el medio digital Quartz permitió identificar que Shu y otros usuarios habían subido por lo menos una docena de videos a Pornhub, una plataforma que también está bloqueada en China para prevenir la “contaminación espiritual”.

Seis de los videos fueron subidos por un canal llamado “CCYL_central”, que se unió al portal más grande del porno a nivel mundial hace tres meses, entre los que hay entrevistas a ciudadanos que expresan su elogio por el trabajo de la policía -acusada de brutalidad por múltiples sectores- y noticias de la red estatal de televisión china CGTN en las que condenan a los manifestantes por violentos.

CCYL es un acrónimo en inglés de la Liga Juvenil Comunista China y en su descripción asegura que el libro favorito es el escrito por el presidente chino, Xi Jinping, sobre su experiencia como gobernante de China.

Una manifestante interactúa con un agente de policía durante una nueva protesta antigubernamental en Hong Kong (China). EFE/Fazry Ismail

Ese canal ha recibido más de 9.000 visitas y tiene solo 32 suscriptores.

Según Quartz, otra cuenta compartió videos en los que se asegura que los manifestantes están buscando la independencia de Hong Kong y además elogian a los estudiantes chinos en el extranjero que están defendiendo la unidad del país y se enfrentan con los “separatistas” de Hong Kong que supuestamente divulgan ideas falsas en el extranjero.

No es la primera vez que los encargados de esparcir la propaganda china usan temas asociados a la pornografía para dar a conocer sus contenidos. Varias de las cuentas en Twitter que fueron cerradas en agosto pasado habían publicado previamente imágenes pornográficas para ganar seguidores y luego empezaron a difundir los contenidos en contra de los manifestantes en Hong Kong.

Trabajo previo pro China

Un informe del grupo de expertos del Instituto de Política Estratégica de Australia (ASPI) con sede en Canberra, la capital australiana, aseguró en septiembre pasado que algunas cuentas de Twitter habían estado haciendo tuits con contenido que incluye pornografía, fútbol y K-pop con el fin de atraer seguidores y luego difundir contenido sobre Hong Kong.

Algunas de estas cuentas pro China se han usado desde antes que estallaran las protestas en Hong Kong y en especial estuvieron activas para atacar al empresario Guo Wengui, exiliado en Estados Unidos y uno de los hombres más buscados por las autoridades chinas tras sus denuncias sobre la corrupción entre los principales líderes del gobierno chino, y arremeter contra los que se atreven a criticar a los líderes del partido que gobierna China desde hace 70 años.

Estas cuentas han hecho tuits en diferentes idiomas, inglés, español, indonesio, portugués y chino, pero principalmente se usa el idioma mandarín por lo que se cree que el público objetivo son los habitantes de Hong Kong y la diáspora de chinos alrededor del mundo, según el informe de ASPI.

A medida que se intensificaban las protestas en Hong Kong, la propaganda china difundida por China en Internet se intensificaba. Foto: Getty Images.

A medida que las protestas se incrementaban y se volvían más violentas, los medios chinos intensificaron su campaña para avivar la ira pública contra los manifestantes usando plataformas como Facebook, Twitter y Youtube, aplicaciones que están prohibidas en China, pero a las cuales unos pocos pueden acceder a través de los servicios de una Red Privada Virtual (VPN, por sus siglas en inglés).

Esto llevo a Twitter a anunciar la suspensión de 936 cuentas desde las cuales se estaba esparciendo información falsa sobre el tema de Hong Kong.

Facebook se unió poco después y eliminó siete páginas, tres grupos y cinco cuentas vinculadas a un "comportamiento no auténtico coordinado" sobre las protestas de Hong Kong.

YouTube cerró luego 210 canales que publicaban videos sobre Hong Kong de una manera que sugería una acción “coordinada al subir videos relacionados con las protestas en curso en Hong Kong”.

ASPI en su informe aseguró que la naturaleza poco sofisticada de estas campañas sugiere que hay una comprensión “cruda” sobre las operaciones de información, lo cual puede deberse a que al parecer desde el gobierno están subcontratando a otros actores que no están familiarizados con ese tipo de acciones en plataformas abiertas como Twitter, Facebook y Youtube.

“En oposición a los niveles altamente competentes de control demostrado por el Gobierno chino sobre plataformas muy censuradas como WeChat o Weibo”, las dos principales redes sociales chinas.

Artículos relacionados que te pueden interesar: