Pronósticos de operadores para México pueden ser muy optimistas

George Lei y Justin Villamil

(Bloomberg) -- Los mercados de permutas de México parecen tener dificultades para comprender exactamente qué tan mal podrían estar las cosas para la economía este año.

La tasa de permutas TIIE a un año se hundió 90 pbs en marzo, su mayor caída mensual desde marzo de 2009; el pronóstico de tasas caerá a 5,25-5,50%, en comparación con el actual 6,5%. Sin embargo, muchos analistas predicen una caída económica que podría empujar las tasas mucho más abajo.

Incluso una tasa clave de 5,25% dejaría a México por encima de sus pares latinoamericanos, con Brasil ya en un mínimo histórico de 3,75%; mientras que Chile con 1% y Perú con 1,25% están en mínimos de una década. Las tasas reales están actualmente en 2,7% en México, y son cero o negativas en casi cualquier otro lugar de la región.

Los inversores mexicanos deberían ser más audaces, dicen algunos analistas. JPMorgan espera que la economía se contraiga 7% este año, más que la caída de 4,7% en 2009 y la de 5,8% durante la crisis del Tequila de 1995. Banxico tendrá que reducir otros 350 pbs a 3% en un esfuerzo por “mejorar la recesión inminente”, argumentaron los analistas de JPMorgan Gabriel Lozano y Steven Palacio en una nota el jueves pasado.

Es probable que México vea un aumento en los casos de COVID-19 tras el enfoque relajado del presidente Andrés Manuel López Obrador para la pandemia, y las medidas de distanciamiento social más recientes probablemente provocarán un estancamiento del crecimiento.

Los analistas del lado de las ventas esperan una profunda recesión. Citigroup pronostica una caída de 5,1% en la actividad económica este año, muy por encima del consenso de un 3% de contracción en la última encuesta de Citibanamex publicada el 20 de marzo. Goldman Sachs ve una contracción de la producción de 4,3%, peor que la caída en Brasil, Chile, Colombia y Perú este año.

Aún así, hay un factor que podría evitar que el banco central empuje las tasas mucho más abajo: el peso. La moneda se ha hundido casi 20% en los primeros tres meses, el peor trimestre en 12 años, lo que complica las cosas para los formuladores de política, dijo a Bloomberg Christian Lawrence, estratega de Rabobank en Nueva York.

Espera que el ciclo de relajación finalice en alrededor de 5%, aunque podría caer a incluso 4,5% en el peor de los casos. El entorno se ha vuelto cada vez más complicado para Banxico, ya que el país “bien podría enfrentarse a estanflación, y 2021 es una verdadera preocupación”, dijo Lawrence.

Con la recesión de 2020 convirtiéndose en una certeza, la curva de permutas TIIE se está volviendo mucho más pronunciada. El diferencial de permutas de 2 años/10 años de México ha aumentado más de 100 puntos básicos en marzo. La caída de los precios del petróleo, el riesgo de que la calificación soberana se deslice hacia territorio basura y la posibilidad de otro rescate para Pemex son malos augurios para la salud fiscal a largo plazo del país.

La tendencia a la aceleración tiene mucho más espacio para avanzar con el diferencial de 2 años/10 años potencialmente duplicándose a 250 pbs, si la historia ofrece alguna orientación.

Nota Original:Mexico Swap Traders Bleak Forecasts May Still Be Too Optimistic

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.