Entre promesas y restricciones, ¿quiénes son los amigos de África en la batalla por las vacunas?

·4 min de lectura

En la carrera por las preciadas vacunas contra el coronavirus, los países ricos no siempre han cumplido sus promesas a la hora de compartir las dosis con países en desarrollo, como ocurre en el continente africano.

Hasta la fecha, sólo el 3,6% de la población de este continente está vacunada, lejos del más del 60% alcanzado en Europa y Reino Unido. Pero, ¿por qué y cómo se ha quedado África rezagada de esta manera?

- ¿Cuál es la situación de África?

Los países africanos obtienen las vacunas mediante compras directas a los fabricantes, donaciones de entre países o a través del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el acceso a las vacunas de estados en desarrollo.

La Unión Africana (UA) también ha adquirido vacunas que redistribuye a los países miembros.

Pero la OMS y la UA están luchando por obtener dosis suficientes debido a las restricciones a la exportación impuestas por algunos países productores y la prioridad que dan los fabricantes a ciertos gobiernos con los que tienen un acuerdo.

Los países africanos se ven reducidos a depender cada vez más de las donaciones de los excedentes adquiridos por las naciones más ricas.

Alrededor de tres cuartas partes de los 77,5 millones de dosis prometidas a África se han administrado, es decir, unos 57 millones, según Unicef.

- ¿Quién dona más?

Los países occidentales son los más rápidos en prometer. En junio, el G7 anunció varios cientos de millones de dosis que, en su mayor parte, aún no han llegado al continente africano.

Los Estados Unidos encabeza a los países donantes con 31,5 millones de dosis, por delante de China con 6.8 millones; Reino Unido, con 5,3 millones; y Francia con 4,5 millones de euros, según datos oficiales.

Pero eso no hace olvidar que los países industrializados no han logrado levantar la barrera de las patentes sobre las vacunas anti-covid que permita que los países en desarrollo produzcan vacunas genéricas más baratas a nivel local.

"Esta es la historia de esta pandemia. Todo el mundo habla, pero nadie hace nada", expresa indignada Fatima Hassan, de la oenegé sudafricana Iniciativa Justicia Salud. "El resto del mundo no se preocupa por África", prosigue Hassan.

En lugar de esperar donaciones, África exige un acceso justo al mercado de las vacunas.

"Nos pueden donar, pero queremos poder comprar" dosis, aseguró la semana pasada el enviado de la UA para el covid-19 en una rueda de prensa de la OMS, pidiendo el levantamiento de las restricciones a las exportaciones de vacunas.

- ¿Y China?

Casi todas las donaciones occidentales se han realizado a través del mecanismo Covax. Pero China, que se ha convertido en un actor importante en África para la ayuda exterior, el comercio e, incluso, la construcción de infraestructuras, ha firmado acuerdos bilaterales con los países.

Pero, su estrategia de vacunación se ha visto "obstaculizada por las persistentes preocupaciones sobre la eficacia" de las dosis fabricadas en el país, según Hugo Brennan, de la consultara de riesgos Verisk Maplecroft.

El suministro de vacunas a África sigue siendo, sin embargo, "uno de los múltiples frentes geopolíticos sobre los que discuten Estados Unidos y China", subraya Brennan.

Rusia, por su parte, ha visto sus ambiciones de vacunación en el continente socavadas, sobre todo debido a los problemas de producción.

- ¿La próxima etapa?

Sólo el 2% de las aproximadamente seis mil millones de dosis administradas en todo el mundo se han administrado en África.

Algunos esperan que una reunión programada para esta semana al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas dé sus frutos.

El presidente estadounidense, Joe Biden, que quiere tomar las riendas de la lucha por vacunar al planeta, ha invitado a jefes de Estado, empresas y oenegés a un debate para "acabar con la pandemia".

Biden comparó el esfuerzo de los Estados Unidos, el mayor donador de vacunas del mundo, con la entrada estadounidense en la Segunda Guerra Mundial.

"Estados Unidos ha dicho muchas cosas positivas sobre los compromisos mundiales (...), pero esto no se ha traducido en vacunas", afirma Mitchell Warren, activista por la vacunación de la oenegé estadounidense Avac.

¿El continente tiene suficiente apoyo para lograr un cierto nivel de inmunidad? "Por el momento, África no tienen tantos amigos", subraya Cobus Van Staden, experto del Instituto de Relaciones Internacionales sudafricano.

sn/cld/sba/rsc/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente