Prohibida la pesca y el baño en una playa de la bahía de Algeciras por otro vertido de fuel

·2 min de lectura
Operarios de limpieza limpian las manchas de fuel a principios de septiembre en la playa de Poniente (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Operarios de limpieza limpian las manchas de fuel a principios de septiembre en la playa de Poniente (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Operarios de limpieza limpian las manchas de fuel a principios de septiembre en la playa de Poniente (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Veinte días después del accidente del OS35 en la Bahía de Gibraltar, el buque sigue derramando combustible al mar y la mancha de fueloil ha obligado a tomar medidas restrictivas en la costa tanto a la Junta de Andalucía como al Gobierno de Gibraltar.

La Consejería de Salud y Consumo, a través de la Delegación Territorial de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía en Cádiz, ha emitido este martes la resolución en la que se declara la prohibición de baño en la playa de Levante El Carmen del municipio gaditano de La Línea de la Concepción debido al vertido originado por el buque accidentado.

La Unidad de Protección de la Salud del Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar declara en el informe la observación en unos 200 metros de “restos del vertido en el agua y ‘galletas de chapapote’ en la arena”, según ha trasladado la Junta en un comunicado.

En este sentido, refleja que existen restos del vertido, de forma intermitente, a lo largo de los 2,5 kilómetros desde la frontera con el Peñón de Gibraltar hasta unos 200 metros antes de la Iglesia Virgen del Carmen.

Dichos restos contienen carburantes y aceites lubricantes que afectan tanto a la arena como a la calidad del agua de baño. Al respecto, concretan que estos restos entrañan un riesgo para la salud de los bañistas.

Gibraltar suspende la pesca

La Autoridad Portuaria de Gibraltar ha suspendido la pesca y ha desaconsejado el baño después de la aparición este martes de un nuevo vertido de fueloil bajo en azufre procedente del “OS 35”, varado frente al Peñón y sometido en los últimos días a los embates del temporal.

En un comunicado, la Autoridad Portuaria ha lamentado que el hidrocarburo vertido se alejara del buque antes de que el tiempo amainara lo suficiente como para permitir el redespliegue de la barrera que lo rodeaba y que fue retirada durante el fin de semana.

Actualmente, se está llevando a cabo la recolocación de la barrera para circunvalar el “OS 35”, ya que el fueloil vertido representa volúmenes no bombeables a bordo, así como residuos de suciedad de los depósitos de combustible.

La Autoridad Portuaria gibraltareña ha asegurado que “esta fuga era inevitable y previsible”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...