La polémica por el programa de televisión danés que muestra adultos desnudos a un público preadolescente

M. J. Arias
·2 min de lectura

Las críticas vertidas por el político Peter Skaarup al programa danés Ultra smider tøjet (Ultra tira la ropa) han hecho que el espacio, que emite actualmente su segunda temporada, cobre protagonismo fuera de sus fronteras tras la publicación en The New York Times de un artículo en el que Jannick Schow, creador del formato (en el que aparecen adultos desnudos delante de preadolescentes), ha defendido el valor educativo del mismo.

El conductor y creador del programa, Jannick Schow, se ha defendido a través de 'The New York Time's, de las críticas de depravación de un político de la derecha danesa. (Foto: Captura de la web del programa)
El conductor y creador del programa, Jannick Schow, se ha defendido a través de 'The New York Time's, de las críticas de depravación de un político de la derecha danesa. (Foto: Captura de la web del programa)

Skaarup, representante de la derecha en Dinamarca, ha acusado al programa de depravación por mostrar cuerpos completamente desnudos a menores y tacha su contenido de “demasiado extremo” dada la edad de los niños participantes, que se encuentran entre los 11 y los 13 años.

Simplificando en qué consiste Ultra smider tøjet, se trata de un programa grabado en un estudio de Copenhague​ emitido a través de la emisora nacional DR en el que cinco adultos voluntarios entran en albornoz para mostrarse después desnudos en un plató en el que el público está compuesto por preadolescentes.

Según explican en El País, una vez hecho esto se lanzan preguntas del tipo “¿A qué edad crece el vello en la parte inferior del cuerpo?”, “¿Estás satisfecho con tu cuerpo?” y “¿Te arrepientes de haberte hecho un tatuaje?”.

Según ha comentado su presentador y creador a The New York Times, las críticas por combinar en un mismo programa desnudez e infancia/preadolescencia no se sostienen porque “esto no tiene nada que ver con el sexo, se trata de ver el cuerpo como algo natural, como lo hacen los niños”. Es decir, se trata de una forma de educar a los menores en este sentido.

Schow añade en su defensa y la de su espacio que “el noventa por ciento de los cuerpos que ves en las redes sociales son perfectos, pero no es así como se ve el 90 por ciento del mundo”. Ultra smider tøjet cumple la función de normalizar la desnudez, enseñar a los niños cuerpos reales y combatir la vergüenza al tratar estos temas.

Además, señala que si se da el caso de que un niño se sienta incómodo y no quiera participar en el programa, no tiene más que comunicarlo y sale del estudio sin problema. Aunque también puntualiza que hasta ahora han contado con la participación de “250 niños en nuestra audiencia y esto nunca ha sucedido”.

Pese a la polémica que las declaraciones de Skaarup han podido generar, conviene saber que el programa estrenó su primera temporada en 2019, fue todo un éxito, es muy popular en Dinamarca y ganó el Festival de Televisión en Dinamarca del pasado año.

EN VÍDEO | Un concejal de Valencia aprovecha el uso de mascarilla para que parezca que está hablando en inglés cuando en realidad era playback