Un profesor de 88 años decide jubilarse en plena clase tras negarse una alumna a ponerse la mascarilla

·3 min de lectura

Escrito en la pizarra se podía leer un mensaje claro y contundente, “sin mascarilla, sin clase”, y le pidió en varias ocasiones a la alumna en cuestión que se pusiese las mascarilla correctamente. Esta no lo hizo e Irwin Bernstein, profesor de 88 años de la Universidad de Georgia (EEUU), guardó sus cosas y dijo que hasta ahí había llegado su recorrido en la enseñanza. No estaba dispuesto a arriesgarse a contraer el coronavirus. Él mismo ha contado lo ocurrido y su decisión a la revista universitaria The Red & Black.

Una alumna se negó a ponerse bien la mascarilla en su seminario y él decidió que no se iba a arriesgar. (Foto: Gerry Images)
Una alumna se negó a ponerse bien la mascarilla en su seminario y él decidió que no se iba a arriesgar. (Foto: Gerry Images)

“En ese momento dije que, si bien había arriesgado mi vida para defender a mi país mientras estaba en la Fuerza Aérea, no estaba dispuesto a arriesgar mi vida para dar una clase con un estudiante sin mascarilla durante esta pandemia. Luego renuncié a mi puesto”, ha declarado por correo electrónico Bernstein a la citada revista.

El incidente con la alumna que se negaba a usar la mascarilla correctamente tuvo lugar durante un seminario de psicología que imparte el profesor. Con un largo recorrido en la Universidad, donde comenzó a trabajar en 1968 jubilándose en 2011, decidió volver como jubilado/contratado para impartir algunos seminarios y asignaturas hace algún tiempo. Para este curso, su antiguo departamento de Psicología le llamó para que se encargarse de impartir dos seminarios durante el primer semestre.

Aceptó la oferta y el primer día explicó a sus alumnos el requerimiento de usar mascarilla durante sus clases. Todos la llevaban o se la pusieron. No así el segundo día con la alumna que finalmente provocó su jubilación definitiva. La chica no tenía y un compañero le facilitó una. Aún así, no se la puso cubriendo la nariz, como manda la norma para que sea eficaz. En su defensa decía que no podía respirar bien con ella. 

Además, no es obligatoria en el campus, como ha explicado el Bernstein a The Red & Black. Desde el departamento le respondieron que no podían imponer su uso porque la Universidad se rige por las directrices emitidas por el Sistema Universitario de Georgia y este solo ‘fomenta' el uso, pero no es obligatorio y no permite a sus instituciones que lo impongan. 

“Lamento que la pandemia haya causado tanta disensión. Personalmente, no estoy de acuerdo en que estimular la economía sea más importante que la vida de las personas y me decepciona que algunas personas sientan que lo es”, ha lamentado Bernstein, quien, a su edad y con un cuadro médico con algunas complicaciones, no está dispuesto a arriesgarse a dar clase si alguien no usa mascarilla. 

La decisión de esta alumna ha generado un efecto dominó tras la renuncia que va más allá de la baja de un docente. El portavoz de la UGA Greg Trevor ha explicado que la mayoría de asistentes eran estudiantes de último curso que han tenido que ser reubicados.

Una de las afectadas es la alumna de último año Hannah Huff, que reconoce que con la marcha del profesor y la cancelación del seminario ha temido no poder graduarse. “El daño está hecho. Obviamente, ella tiene sus valores, y claramente no van a cambiar incluso cuando alguien te pida que hagas algo que los haga sentir cómodos. Bernstein está ahí para ti [a la compañera]. Salió de su retiro para hacer algo por nosotros, pero simplemente no puedes (...) ponerte un trozo de tela correctamente”, ha declarado a la revista universitaria.

EN VÍDEO | Ida se degrada a depresión tropical sobre el estado sureño de Misisipi

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente