Por problemas de movilidad, Isabel II no pronunciará este año el Discurso de la Reina

·2 min de lectura

Los problemas de salud vuelven a alejar a la monarca de 96 años de su papel como jefa de Estado. Este año no pronunciará el tradicional discurso de apertura del Parlamento, un evento primordial en su agenda. Isabel II viene presentando dolencias desde octubre pasado.

Por primera vez en casi seis décadas, la reina Isabel II de Reino Unido no podrá pronunciar el próximo martes 10 de mayo el Discurso de la Reina, con el que se inaugura tradicionalmente el año parlamentario en la Cámara de los Lores en Londres.

En un comunicado, el Palacio de Buckingham señaló que "la reina sigue experimentando problemas episódicos de movilidad" y tras analizar la situación con sus médicos, "ha decidido que no participará en la apertura del Parlamento". El palacio se abstuvo a dar detalles sobre las dolencias de la reina.

El principe Carlos oficiará el discurso

Su hijo y príncipe heredero, Carlos de Gales, será quien leerá el discurso en el que el Gobierno detalla sus prioridades para el año parlamentario. Lo acompañará su primogénito, el príncipe Guillermo.

"A petición de Su Majestad, y con el acuerdo de las autoridades pertinentes", "el Príncipe de Gales leerá el discurso de la reina en nombre de Su Majestad, con la asistencia también del Duque de Cambridge", indicó el comunicado real.

La apertura del Parlamento es uno de los acontecimientos más importantes en la agenda de la reina. Tradicionalmente, llega en una carroza de Estado, escoltada por soldados a caballo con uniforme ceremonial.

Al llegar a la Cámara Alta, la monarca se sienta en un trono, vestida con su túnica de Estado y abre formalmente una nueva sesión del Parlamento, con un discurso que hace hincapié en los planes de Gobierno.

En 70 años de reinado, Isabel sólo se ha ausentado dos veces de esta ceremonia. A su vez, será la primera ocasión en la que Guillermo participará oficialmente en la apertura del Parlamento. El príncipe Carlos ya ha asistido a la inauguración en el pasado.

Los problemas de salud de Isabel II

Las apariciones públicas de la reina son cada vez menos frecuentes.

La monarca más longeva del mundo se ha visto obligada a reducir sus compromisos desde que fue hospitalizada el pasado mes de octubre, durante una noche, por una enfermedad no especificada. Posterior a ello, sus médicos le recomendaron guardar reposo.

Isabel ha seguido desempeñando muchas de sus funciones de forma virtual. En caso de ser presenciales, se llevan a cabo en su casa del castillo de Windsor.

Su primer acto público desde que cayó enferma fue en abril, cuando asistió a una ceremonia para conmemorar un año de la partida de su difunto esposo, Felipe de Edimburgo.

Aunque no se confirmará su presencia hasta el mismo día, se espera que la reina pueda participar en su Jubileo de Platino, en junio. En esta ceremonia se celebra el aniversario número 70 desde que fue coronada.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente