Problemas para Biden: tras Afganistán ya son más los estadounidenses que desaprueban su mandato

·2 min de lectura
Biden, cariacontecido en un acto hace escasos días (Photo: BRENDAN SMIALOWSKI via Getty Images)
Biden, cariacontecido en un acto hace escasos días (Photo: BRENDAN SMIALOWSKI via Getty Images)

A Joe Biden se le acumulan los problemas desde que ejecutó la salida de EEUU de Afganistán. Pese al ”éxito increíble” con el que definió la operación de retirada tras 20 años de presencia en el país asiático, al líder norteamericano se le están yendo los apoyos. Y apenas lleva ocho meses en el Despacho Oval...

El promedio de diversas encuestas en torno a su gestión se le ha dado la vuelta por primera vez y ya son más los ciudadanos que desaprueban su labor.

El cambio ha sido radical. A finales de enero, contaba con un 53% de apoyo frente a un 36% de rechazo. Poco a poco las dos líneas de opinión han ido acercándose, pero ha sido en las últimas semanas cuando todo ha dado un giro de 180 grados, con Afganistán como epicentro del terremoto demoscópico. Desde el 30 de agosto, con el repliegue de las últimas unidades militares de EEUU, son más quienes se muestran en su contra que a su favor

La gráfica, publicada en el medio Five Thirty Eight, recoge un compendio de sondeos hechos por YouGov, Ipsos o ABC News, entre otros:

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La sociedad estadounidense sí le apoya en la salida de Afganistán, ha quedado claro, no así. Según datos de The Hill, a un 62% le parece mal la forma en que ha acometido la misión y hasta una semana antes de que la retirada fuera definitiva, había un 42% de ciudadanos que desconfiaba de que Biden tuviera capacidad de sacar a su gente de Afganistán.

Superada esa fase — “ninguna nación ha hecho algo así en toda la historia”, llegó a decir Biden en su discurso del 31 de agosto— se le reprocha un enorme “error de cálculo”, que el propio presidente aceptó (a medias). Él y su equipo esperaban que el desaparecido ejército afgano “fuese un fuerte adversario frente a los talibanes. Pero esa base, que el Gobierno afgano se mantendría, no se cumplió”, apuntó desde la Casa Blanca. Le acusan de haber entregado Afganistán a los talibanes de manera directa.

Todo eso pesa en las encuestas, pero el camino electoral es largo y queda mucho para que EEUU vuelva a votar. Hay tiempo para que todo cambie... o vaya a peor.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente