El problema mortal que se han encontrado los manatíes de Florida

·2 min de lectura
Manatees feed in a recovery pool at the David A. Straz, Jr., Manatee Critical Care Center in ZooTampa at Lowry Park in Tampa, Florida, on January 19, 2021. - Red tides caused by human use of fertilizers, loss of food in their natural habitat and collision with boats are the main causes of manatee deaths. And in 2021, the numbers have skyrocketed. From January 1 to April 16, 674 manatees were found dead in Florida waters, according to the Florida Wildlife Service. That's nearly triple the manatee deaths recorded during the same period for each of the past five years. (Photo by Eva Marie UZCATEGUI / AFP) (Photo by EVA MARIE UZCATEGUI/AFP via Getty Images)
(Photo by EVA MARIE UZCATEGUI/AFP via Getty Images)

Los manatís de Florida se están muriendo. En números realmente sorprendentes: a finales del pasado mes de mayo ya habían muerto más manatís en esta zona que en todo el año 2020, y según las predicciones, van camino de morir más de estos animales este año que en ningún otro del que se tenga registro, superando el récord marcado en 2018

En realidad, las algas los están matando... aunque no de manera directa. Las algas están creciendo de manera desmedida, en forma de blooms que ocupan todo el ecosistema. Y al hacerlo, absorben todos los nutrientes. Las praderas marinas, que son el alimento favorito de los manatíes, no tienen con qué crecer. Y por lo tanto, los manatíes se mueren de hambre.

Esta situación no es realmente nueva - ya hemos comentado que en 2018 se fijó el terrible récord anterior de 804 manatíes muertos. En las costas de Florida se acumulan muchos nutrientes, que llegan hasta allí desde el continente por culpa de los fertilizantes de los cultivos: se utilizan estos fertilizantes en los cultivos, la lluvia los va lavando, se arrastran hacia el mar, y allí alimentan a las algas. Que los aprovechan mejor que nadie, crecen de manera desmedida e impiden que otras especies puedan crecer.

Pero en este caso se da un factor más que empeora la situación: también crecen algas que están llegando desde el continente. Desde los ríos han llegado a los ecosistemas costeros muchas algas del tipo de algas verde-azuladas o cianobacterias - que son bacterias pero capaces de hacer la fotosíntesis. Esto complica aún más la situación para las praderas marinas de las que se alimentan los manatíes.

De esta manera se han perdido más de 323 kilómetros cuadrados de ecosistema marino en la zona río Indian, un área muy frecuentada por los manatíes. Las praderas marinas y las comunidades ecológicas que se asientan sobre ellas, entre los que están los manatíes, lo están sufriendo seriamente.

Por si fuese poco, aún hay algo más. Según un estudio del Centro para la Diversidad Biológica de Florida, hay muestras de pesticidas en el 55% de los manatíes que han estudiado. Estas sustancias también llegan por lavado desde el continente, y suponen un problema añadido tanto para los manatíes como para los ecosistemas.

Vista en conjunto, la situación de los manatíes no es nada esperanzadora. Esperemos que los esfuerzos que algunos grupos ambientalistas y conservacionistas están poniendo en marcha puedan servir para mejorar su futuro.

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente