A prisión un octogenario por matar a su compañero de habitación del hospital

·2 min de lectura
Una habitación de pacientes UCI en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. (Photo: JOSEP LAGO via AFP via Getty Images)
Una habitación de pacientes UCI en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. (Photo: JOSEP LAGO via AFP via Getty Images)

Una habitación de pacientes UCI en el Hospital de Bellvitge de Barcelona. (Photo: JOSEP LAGO via AFP via Getty Images)

El Juzgado de Guardia de Ávila ha decretado prisión provisional para un hombre de 86 años como supuesto autor de las lesiones ocasionadas con un teléfono móvil y que causaron la muerte de su compañero de habitación, de 80 años, en el hospital Nuestra Señora de Sonsoles, en la capital abulense.

Los dos ancianos, vecinos de Ávila, no se conocían entre sí, según ha informado en una nota la Comisaría de Policía de Ávila, que se ha encargado de las investigaciones de este homicidio sucedido en el complejo asistencial abulense.

Ocurrió el pasado 6 de mayo

Los hechos se produjeron el pasado viernes cuando el presunto autor, de 86 años, golpeó a su compañero de habitación con un “objeto contundente” en la cabeza cuando se encontraban solos en el interior de la habitación, según informaron fuentes de policiales.

El ruido que se produjo en el interior de la habitación hizo que los facultativos y trabajadores accedieran y comprobaran lo sucedido.

Las averiguaciones para el esclarecimiento de los hechos se iniciaron el pasado domingo, 8 de mayo, dos días después de la agresión, una vez que la Comisaría de Policía recibió el aviso del fallecimiento de un octogenario a manos, supuestamente, de la persona con la que compartía habitación en el hospital.

Los dos hombres se encontraban en el complejo asistencial abulense ingresados por diferentes patologías médicas.

El ‘arma’ de ataque: un teléfono móvil

Las primeras pesquisas permitieron a los agentes averiguar que la víctima y el presunto autor no se conocían y que la agresión se pudo producir con un teléfono móvil con el que el ahora detenido habría golpeado a la víctima varias veces en la cabeza, causándole lesiones graves.

La Policía inició las gestiones para identificar a los posibles testigos, trabajadores del hospital, que fueron los primeros en percatarse de las lesiones que había sufrido la víctima.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias policiales el detenido ha pasado a disposición del Juzgado de Guardia de la capital, cuyo titular ha decretado su ingreso en prisión provisional.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente