La principal autoridad sanitaria de EEUU insta a reabrir las escuelas

·2 min de lectura
Una alumna en Provo, en el estado de Utah

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos publicaron nuevas pautas el viernes en las que instan a reabrir las escuelas lo antes posible, ofreciendo un plan detallado para limitar la propagación de covid-19.

La estrategia incluye el uso de mascarilla, lavarse las manos, desinfectar y rastrear los casos de contacto; no repara en la ventilación pese a ser el principal medio de transmisión del virus.

Y aunque los CDC recomiendan que los maestros y el personal se vacunen lo antes posible, no mencionan si es imprescindible para una reapertura. Este punto es objeto de un acalorado debate, especialmente en los sindicatos de profesores.

El documento recomienda diversos abordajes para la reapertura de establecimientos educativos, en función del número de nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días en cada zona.

En vista de que los niños más pequeños corren menos riesgo de contagiarse que los mayores, los CDC recomiendan que en áreas con alta transmisión (50 a 99 casos nuevos por 100.000 personas) las escuelas primarias y secundarias cambien a la enseñanza híbrida.

Cuando el nivel de transmisión se considera alto (más de 100 casos nuevos por cada 100.000 personas), estos establecimientos deberían cambiar a la educación virtual exclusivamente.

También se recomienda con ahínco a las escuelas que establezcan "cápsulas" (grupos de estudiantes) para facilitar el seguimiento de contactos de los casos.

Gran parte de la motivación detrás del plan, según los CDC, es la necesidad de igualar oportunidades para todos los estudiantes.

"La falta de opciones de educación cara a cara puede poner en desventaja a los niños de comunidades de bajos ingresos, que pueden pertenecer a diversos grupos étnicos y raciales minoritarios, personas que están aprendiendo inglés y estudiantes con discapacidades de aprendizaje", según el documento.

Rochelle Walensky, quien dirige los CDC, dijo en una conferencia telefónica que aunque los niños pueden contraer covid-19, "menos del 10% de los casos en Estados Unidos se han registrado en niños y adolescentes de 5 a 17 años".

"Los estudiantes no son una fuente primaria de exposición al SARS-CoV-2 entre los adultos en las escuelas", dijo.

"Los datos sugieren que la transmisión entre miembros del personal es más común que la transmisión de estudiante a personal, de personal a estudiante o de estudiante a estudiante".

Queda por ver cómo responderán los poderosos sindicatos de profesores a estas directivas.

Las situaciones son muy diversas según los Estados y la naturaleza de las escuelas (públicas, privadas, religiosas) y autoridades y docentes sostienen una pulseada sobre la reapertura de establecimientos.

ia/iba/rle/ll/gm