La princesa Margarita vivió su amor prohibido en el nuevo hogar de los Cambridge

·3 min de lectura
(Eingeschränkte Rechte für bestimmte redaktionelle Kunden in Deutschland. Limited rights for specific editorial clients in Germany.) princesa Margarita, Prinzessin *21.08.1930-09.02.2002+Graefin von Snowdon, GBSchwester von Queen Elizabeth II.- mit Captain Peter Townsend in ueüdafrika- 1955 (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)
La princesa Margarita y Peter Townsend se enamoraron en Adelaide Cottage (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)

La princesa Margarita fue de alta cuna desde su nacimiento y es que era la hija menor del rey Jorge VI. Desde que llegó al mundo fue ‘royal’ con tratamiento de Alteza Real. Evidentemente esta posición social e institucional le abrió muchas puertas pero también la perjudicó en otros aspectos.

Está claro que a la princesa Margarita nunca le faltó prestigio o fortuna económica, pero su título real la condicionó en uno de los aspectos más esenciales de la vida, el amor. Margarita se enamoró locamente con tan solo 16 años.

El afortunado era un capitán llamado Peter Townsend que era ayudante del rey además de su mano derecha. Debido a esta estrecha relación entre ambos hombres, Peter visitaba frecuentemente a los padres de Margarita durante la juventud de la princesa.

Peter Townsend era un hombre casado y eso sumado a la corta edad de la princesa Margarita fueron una auténtica negativa por parte de la familia real británica a que pudiera ser el hombre que ella escogiese. Los años pasaron y a ella no le murió el sentimiento, Peter se separó de su esposa y la ‘royal’ ya tenía 20 años así que era su momento de brillar como pareja, en un evento Townsend le profirió un gesto de cariño cuando ella le quitó una pelusa del uniforme y la prensa no tardó en recoger cosa que habría enfadado a la Iglesia y a Isabel II, que le cortó las alas a su hermana.

Toda esta historia de amor prohibido y desamor terminó con Margarita casándose con un reputado fotógrafo de la alta sociedad y con Peter comprometiéndose con una joven de 19 años, intentando ser felices por separado sin terminar de lograrlo.

Esto sucedía en un lugar muy especial, Adelaide Cottage. En dicha casa nació el romance de Margarita y Peter que no pudo ser. Esta casa, que es el nuevo hogar de los duques de Cambridge y sus tres hijos George, Charlotte y Louis.

LONDON, UNITED KINGDOM - JUNE 05: (EMBARGOED FOR PUBLICATION IN UK NEWSPAPERS UNTIL 24 HOURS AFTER CREATE DATE AND TIME) Prince George of Cambridge, Prince William, Duke of Cambridge, Princess Charlotte of Cambridge, Prince Louis of Cambridge and Catherine, Duchess of Cambridge stand on the balcony of Buckingham Palace following the Platinum Pageant on June 5, 2022 in London, England. The Platinum Jubilee of Elizabeth II is being celebrated from June 2 to June 5, 2022, in the UK and Commonwealth to mark the 70th anniversary of the accession of Queen Elizabeth II on 6 February 1952. (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)
La familia de los Cambridge se mudará en septiembre a Adelaide Cottage (Photo by Max Mumby/Indigo/Getty Images)

La familia se muda en septiembre para estar más cerca de los padres de Kate Middleton y de la abuela de William, Isabel II. Su nueva casa está a escasos 10 minutos paseando hasta el castillo de Windsor que es la residencia de la reina.

Esas paredes que ahora habitarán los Cambridge fueron testigos de los deseos censurados de la princesa Margarita y su amado capitán. De hecho, en la década de los 40 esta casa y algunas otras eran cedidas como “Casas de Gracia y Favor” a personajes distinguidos afines a la monarquía y Adelaide Cottage se la dieron a Peter Townsend por sus inmejorables servicios bélicos del pasado como capitán de la Real Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial.

Allí vivía en 1945 con su primer hijo y su esposa embarazada y, de hecho, ese fue su hogar hasta 1952. Pero claro, estando tan cerca de su buen amigo el rey que vivía en Windsor, sus visitar eran constantes y su amor por Margarita iba creciendo.

Según las memorias del propio capitán, al final logró estar con Margarita en 1952, cuando el rey Jorge VI murió y la princesa tenía 22 años, el libro hace referencia a que, tras la muerte del monarca, “ambos encontramos cada vez más consuelo en la compañía del otro”.

Y prosigue: “Nuestro amor, tal como era, no tuvo en cuenta la riqueza y el rango y todas las demás barreras mundanas y convencionales que nos separaban. Realmente apenas las notamos, todo lo que vimos fue el uno al otro, un hombre y una mujer, y lo que vimos nos gustó”, esta fugaz relación de amor duró hasta 1953, año en que Isabel II fue coronada y terminó de un plumazo con el romance.

Te puede interesar...