El piercing de Leonor, la tendencia royal que no es tan nueva como pensabas

·5 min de lectura
La princesa Leonor con piercing en la parte superior de la oreja derecha (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)
La princesa Leonor con piercing en la parte superior de la oreja derecha (Photo by Pablo Cuadra/Getty Images)

La princesa Leonor ha aprovechado las vacaciones de Semana Santa del calendario escolar de Galés, donde estudia primero de Bachillerato, para regresar a España, estar con su familia y retomar su agenda pública.

Lo ha hecho con una doble aparición. La primera, en familia, cuando visitó el Centro de Recepción, Acogida y Derivación (CREADE), donde son atendidos refugiados ucranianos. Lo más llamativo fue la camisa de Sfera inspira en la típica prenda ucraniana, la soroschka, que curiosamente también había lucido sí madre en otro acto público a comienzos del mes de marzo. Pasó casi desapercibido entonces un detalle que, sin embargo, se ha ido haciendo viral en los días posteriores: el segundo pendiente que luce en una de sus orejas la hija mayor de Felipe VI y Letizia.

La princesa Leonor con blusa bordada de Sfera y piercing en la oreja (Photo by Atilano Garcia/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
La princesa Leonor con blusa bordada de Sfera y piercing en la oreja (Photo by Atilano Garcia/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

A este piercing, exactamente igual que el que lleva la reina Letizia desde hace unos meses en su oreja izquierda, se suma el ‘ese cuff’, un pendiente que se coloca sin necesidad de tener un orificio, y que Leonor ha llevado en la parte superior de su oreja durante su segundo acto público. En este caso en solitario, ha sido una visita en solitario y sin mascarilla a un instituto público de la localidad madrileña de Lavapiés.

Este gusto reciente de la princesa Leonor por los piercings puede resultar sorprendente pese a que sea una adolescente de 16 años por esa rigidez protocolaria que se presupone a una institución como la Corona española. Sin embargo, no lo es tanto. Y no solo por el citado detalle de que su madre, la reina Letizia, ya lleve un pendiente similar al de su hija, sino por la cantidad de precedentes que hay de mujeres protagonistas en el universo ‘royal’ que han llevado o lucen en la actualidad piercings en sus orejas.

No está entre ellas Meghan Markle, que a buen seguro es una de las opciones que te han venido a la cabeza a vuela pluma. La norteamericana tan solo lleva los tradicionales pendientes, igual que su cuñada, Kate Middleton. En cambio, nombres como Mette-Marit de Noruega, Charlène y Estefanía de Mónaco, y Rania de Jordania, hace tiempo que presumen de lucir varios piercings en al menos una de sus orejas. Ninguna llega, eso sí, al extremo de Zara Tindall, la hija de la princesa Ana y nieta de la reina Isabel II, de quien dicen las crónicas de la época que llevaba un pendiente en la lengua allá por los años 90.

La princesa Estefanía de Mónaco con piercings en la oreja (Photo by Charly Gallo/Centre de Presse - Pool/Getty Images)
La princesa Estefanía de Mónaco con piercings en la oreja (Photo by Charly Gallo/Centre de Presse - Pool/Getty Images)

Tampoco Leonor llega a este extremo que sepamos. De momento, sus dos piercings están ubicados en la oreja y uno de ellos, el ‘ear cuff’, es “de quita y pon”, pero no deja de ser un gesto más de naturalidad y cercanía de la familia real con la sociedad con la que convive y representa porque pocos símbolos representan mejor la estética y el gusto de los adolescentes del momento que los piercings.

Tradición histórica ‘royal’ del piercing

Lo más curioso y sorprendente de la historia viral de los piercings de la princesa Leonor en su visita a España con motivo de las vacaciones de Semana Santa (regresa a Gales el día 24 para afrontar el final del curso escolar) es que la tradición “royal” con este accesorio a priori moderno y contemporáneo se remonta a muchísimos años atrás. Siglos incluso. Muchísimo antes de que Carolina de Mónaco y compañía se atraviesan a agujerearse las orejas al menos por partida doble.

Lo hemos descubierto gracias a las históricas. En concreto, a la pintura, una fuente de información imprescindible para la historia de la moda y la belleza. Ha sido la investigadora de higiene, indumentaria, vida cotidiana y costumbre de la Edad Media hasta el siglo XVII, Consuelo Sanz de Bremond, quien ha alertado de ello en un hilo de Twitter tan esclarecedor como interesante.

“Descubro que ha sido noticia el "piercing" de la princesa Leonor. ¿Es algo original en la nobleza española? No”, se pregunta y responde así misma la especialista, que explica que “allá por los siglos XVI y XVII hubo mujeres (de la realeza) que lucieron varios pendientes en las orejas”.

Para demostrar sus afirmaciones, Sanz de Bremond adjunta distintos retratos pictóricos. Entre ellos, el de María de Portugal, datado en 1550, que luce cinco pendientes de aro en la misma oreja; María de Austria, que en un retrato de 1551 aparece con dos orificios juntos; y Juana de Austria, con tres pendientes en la misma oreja en un cuadro de 1557.

Otras muestras de la misma época aportadas por la investigadora en el hilo publicado en la red social ponen de manifiesto que a mediados del siglo XVI no era esporádico que las mujeres de la realeza y de la nobleza lucieran varios piercings (no se llamarían así por aquel entonces…) en alguna de sus orejas tal y como ahora hacen la reina Letizia y más recientemente y por partida doble, su hija mayor, la princesa Leonor.

La reina Letizia con piercing en la oreja en la Pascua Militar (Photo by Mariscal - Pool/Getty Images)
La reina Letizia con piercing en la oreja en la Pascua Militar (Photo by Mariscal - Pool/Getty Images)

Vídeo | La infanta Leonor, protagonista del día al recordarle a su padre que se ponga la mascarilla

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente