Princesa Latifa: la familia real de Dubái asegura que "está siendo atendida en casa"

Redacción - BBC News Mundo
·2 min de lectura
Princesa Latifa.
Una captura de uno de los reveladores mensajes en video que la princesa Latifa mandó en secreto, obtenidos por BBC Panorama.

La princesa Latifa Al Maktoum, hija del emir de Dubái, está "siendo atendida en casa".

Así lo aseguró la familia real, después de que la BBC obtuviera unos videos en los que la princesa acusaba a su padre de retenerla como "rehén" tras tratar de escapar del país en 2018.

"[La princesa] continúa mejorando y confiamos en que volverá a la vida pública en el momento apropiado", señaló un comunicado de la familia real.

En los videos grabados en secreto por la princesa, Latifa aseguraba temer por su vida y dijo que unos comandos le drogaron cuando huyó en un bote y le mandaron de vuelta detenida.

Las grabaciones, que fueron compartidas con el equipo de investigación de la BBC, Panorama, cesaron en un momento dado y eso llevó a que los amigos de la princesa pidieran a la comunidad internacional intervenir.

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos urgió a Emiratos Árabes Unidos (EAU) mostrar una prueba de que la princesa aún seguía con vida.

Sin embargo, el comunicado de la familia real no aporta ninguna foto o video que pueda servir como prueba de vida ni tampoco ofreció detalles de su estado.

¿Qué dijo exactamente la familia real de Dubái?

The British Broadcasting Corporation

La respuesta se produjo a través de la embajada de EAU en Londres.

"En respuesta a los reportes de medios de comunicación en relación a la princesa Latifa, queremos agradecer a aquellos que han expresado preocupación por su bienestar, pese a que la cobertura evidentemente no refleja su situación actual", señala el comunicado.

"Su familia ha confirmado que Su Alteza está siendo atendida en casa, apoyada de su familia y de profesionales médicos".

El padre de la princesa, el emir de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktoum, es uno de los jefes de Estado más ricos del mundo, vicepresidente y primer ministro de EUA.

El director de Human Rights Watch, Kenneth Roth, describió el comunicado de la familia como una "tapadera" y consideró que nadie debería creer a la realeza de Dubái hasta que Latifa "tenga la libertad de hablar por sí misma".

Además del pedido de la ONU, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, también dijo a la BBC que estudiarían el caso.

Además, la campaña "FreeLatifa" expresó su preocupación por la posibilidad de que la princesa haya sido sometida a "torturas o [haya sido] drogada".

"Es ahora extremadamente urgente que un equipo independiente de la ONU viaje a Dubái y pueda visitar a Latifa inmediatamente, y que sea puesta a salvo en el país que ella escoja", manifestaron desde la campaña.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.