La princesa Amalia de Países Bajos debuta en la presentación de presupuestos

·2 min de lectura

La Haya, 20 sep (EFE).- La princesa Amalia, heredera al trono de Países Bajos, debutó por primera vez en el acto oficial del Día del Príncipe (Prinsjesdag), la inauguración del curso político y presentación de los presupuestos generales del Estado, y se sumó al recorrido en carroza por La Haya junto a sus padres, los reyes Guillermo Alejandro y Máxima.

Ataviada en un vestido verde y un sombrero a juego, la joven, que cumplió 18 años el pasado diciembre y se convirtió entonces oficialmente en heredera al trono, saludó a la multitud a lo largo del recorrido en carroza por La Haya y desde el balcón del Palacio Noordeinde.

La joven comenzó este mes sus estudios en Política, Psicología, Derecho y Economía en la Universidad de Ámsterdam y sus padres ya dejaron claro que solo cuando su carrera lo permita, la princesa participará en funciones oficiales en su papel de heredera al trono, como en Prinsjesdag.

El pasado junio, la joven participó, a petición propia, en un ejercicio de preparación de Prinsjesdag y se sumó a la ruta ecuestre con su caballo Mojito para experimentar cómo se prepara a estos animales al paseo por el centro de La Haya.

Además, a finales del próximo enero, Amalia hará una visita introductoria a la parte caribeña del Reino de Países Bajos, y se sumará a un viaje de los reyes por Aruba, Curaçao, Sint Maarten, Bonaire, Sint Eustatius y Saba.

Una encuesta publicada hoy por la agencia Ipsos muestra que casi cuatro de cada diez neerlandeses no creen que sea necesario que Amalia actúe en público con más frecuencia porque aún es demasiado joven y necesita centrarse en su educación, aunque un 30 % dijo querer verla más a menudo en público.

Amalia se sentó junto a sus tíos, el príncipe Constantino y la princesa Lorenza, durante el discurso que dio su padre este martes, aunque en el pasado era costumbre que el heredero al trono estuviera cerca de los reyes, lo que ocurrió con su abuela Beatriz y su bisabuela Juliana cuando cumplieron los 18 años.

El rey, junto a la reina y la princesa heredera, han dado el tradicional paseo en carroza por La Haya, donde han sido aplaudidos por la multitud, pero también abucheados por varios grupos de manifestantes a lo largo del camino.

Se han escuchado fuertes silbidos a su paso y se han visto banderas invertidas, una forma de protesta del sector ganadero contra los planes de cerrar granjas para reducir las emisiones de nitrógeno en el país.

Ni el gobierno, ni la policía han comentado si se han tomado medidas adicionales para la protección de Amalia, después de que el diario nacional De Telegraaf asegurara que se ha reforzado la seguridad de la princesa y del primer ministro, Mark Rutte, debido a indicios de que el crimen organizado podría tener planes de atacarlos o secuestrarlos.

(c) Agencia EFE