Las primeras fotos de Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez vaticinan menos crispación

·2 min de lectura

Este 7 de junio Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo vivieron su primer cara a cara en el Senado, después de que el gallego se haya convertido en el presidente del Partido Popular en sustitución de Pablo Casado.

Y si bien, el encuentro estuvo cargado de la tensión habitual de estas citas, lo cierto es que también se vio una distensión de la crispación que en los últimos años se ha apoderado de la política española. Un ejemplo de que se puede gobernar y hacer oposición de una manera diferente.

Saludo entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (Photo By Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)
Saludo entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (Photo By Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

Ya el saludo entre ambos mandatarios fue diferente. Tanto el popular como el socialista exhibieron cordialidad y se saludaron afectuosamente, tal y como muestra esta instantánea. En este sentido, sí se percibe un cambio sustancial respecto a épocas anteriores.

También en las formas, donde ambos mostraron una buena predisposición a no caer en los vicios del pasado y dejar de lado las descalificaciones, cosa que se agradece después de tanto tiempo con insultos y ataques personales, algo impropio de unos lugares tan importantes como el Congreso y el Senado.

Otro momento del saludo entre Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez. (EFE)
Otro momento del saludo entre Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez. (EFE)

Sin embargo, más allá de estos pequeños gestos, no parece que con la llegada de Feijóo al liderazgo del PP vayan a cambiar mucho las cosas en lo que se refiere al entendimiento con el Gobierno. Y es que ambos líderes escenificaron públicamente sus diferencias y vivieron algún que otro episodio de tensión.

Uno de los más sonados fue cuando el gallego le recriminó al presidente no haber dado respuesta a su plan económico y se mostró crítico con su forma de gobernar: "Una cosa es gobernar y otra resistir", afeándole que se apoyara en las minorías.

La respuesta de Sánchez se centró en comparar a los populares con Vox y emplazando a Feijóo a hacer "una oposición de Estado". Además, ha acusado al PP de dedicarse "a estorbar".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Así pues, las formas han cambiado, pero el entendimiento entre ambas formaciones sigue estando muy lejos. Veremos qué ocurre en las próximas semanas y si se puede avanzar en acuerdos.

EN VÍDEO I “A por ellos, oé”: el grito de los simpatizantes de Vox a sus diputados antes de la moción de censura a Sánchez

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente