Los seguros de salud en 2021 tendrán primas asequibles

Julie Appleby/KHN
·8 min de lectura


Los seguros de salud en 2021 tendrán primas asequibles
Los seguros de salud en 2021 tendrán primas asequibles

Frente a una pandemia, un desempleo sin precedentes y unos costos inciertos para los tratamientos de COVID-19, las aseguradoras que venden planes médicos en los mercados establecidos por la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) reaccionaron, en general, con sólo aumentos modestos de las primas para 2021.

"Lo que resulta fascinante es que las aseguradoras, en general, no proyectan el impacto de la pandemia en sus primas para 2021", dijo Sabrina Corlette, profesora del Centro de Reformas de Seguros de Salud de la Universidad de Georgetown, en Washington, D.C.

Aunque las tasas finales todavía deben analizarse en todos los estados, quienes estudian el mercado dicen que los aumentos de las primas que han visto, hasta la fecha, serán de un solo dígito, y las reducciones abundan.

Esa es una buena noticia para los más de 10 millones de estadounidenses que compran su propio seguro médico a través de los mercados estatales y el federal.

El mercado federal, que sirve a 36 estados, abre del 1 de noviembre al 15 de diciembre, para la inscripción de 2021. Algunos de los 14 estados y el Distrito de Columbia que operan sus propios mercados tienen períodos de inscripción más largos.

La otra cara de las primas más bajas, es que también puede haber menos subsidios para aquéllos que reciben ayuda para pagarlas.

Estas son algunas cosas que hay que saber sobre la cobertura de 2021:

Podría costar lo mismo que este año, o incluso menos.

A pesar del debate en curso sobre ACA, agravado por una impugnación en la Corte Suprema presentada por 20 estados republicanos y apoyada por la administración Trump, no se prevé que los precios cambien mucho.

"Es el tercer año consecutivo con primas que se mantienen bastante estables", aseguró Louise Norris, una corredora de seguros en Colorado que escribe sobre las tendencias en el mundo de los seguros. "Hemos visto modestos cambios en las tarifas y la llegada de nuevas aseguradoras".

A esa relativa estabilidad siguieron altibajos, y los últimos aumentos significativos se produjeron en 2018, como respuesta, en parte, a los recortes en los pagos a las aseguradoras de la administración Trump.

Esos incrementos afectaron a algunos inscritos, particularmente a los que no califican para subsidios, que están ligados tanto a los ingresos como al costo de las primas. La inscripción en ACA ha disminuido desde su pico en 2016.

Charles Gaba, un desarrollador web que desde finales de 2013 ha rastreado los datos de inscripción en ACA en su sitio web ACASignups.net, sigue los cambios en las primas en base a las solicitudes ante los reguladores estatales. Cada verano, las aseguradoras deben presentar las tarifas para el año siguiente ante los estados, que tienen diferentes poderes de supervisión.

Gaba dijo que aumento promedio solicitado para el próximo año a nivel nacional es del 2,1%. Cuando se fijó en 18 estados para los cuales los reguladores han aprobado las tarifas solicitadas por las aseguradoras, el porcentaje resultó ser menor, un 0,4%.

  • Por qué necesitas un seguro médico

Un estudio de KFF sobre primas preliminares presentadas este verano tuvo resultados similares: Los cambios en las primas en 2021 serían modestos, sólo unos pocos puntos porcentuales al alza o a la baja. (KHN es un programa editorialmente independiente de KFF.)

Aún así vale la pena comparar precios.

Los actuarios y otros expertos dicen que las primas varían según el estado o la región —incluso según el asegurador— por varias razones, entre ellas el número y el poder relativo de mercado de los aseguradores u hospitales en una zona, lo que afecta a la capacidad de los aseguradores para negociar las tarifas con los proveedores.

Dado que los subsidios están vinculados al plan de referencia de cada región, y que esos costos de las primas pueden haber disminuido, los subsidios también podrían disminuir. (Los planes de referencia son el segundo plan de plata de menor precio en una región).

El cambio al plan de referencia puede ayudar a los consumidores a mantener lo que gastan en primas.

  • Inmigrantes y Obamacare: 5 respuestas

Los inscritos deben actualizar su información financiera, particularmente este año cuando muchos se ven afectados por la reducción de trabajo o la pérdida de empleos. "Podrían ser elegibles para un subsidio mayor", señaló Myra Simon, directora ejecutiva de políticas comerciales de America's Health Insurance Plans, el grupo de presión de la industria.

Los inscritos pueden actualizar su información en línea, o llamar a su mercado federal o estatal para solicitar asistencia. Los corredores de seguros también pueden ayudar a las personas a inscribirse en los planes de ACA. Al comprar, los consumidores deben verificar si los médicos y hospitales que desean utilizar están incluidos en la red del plan.

Las primas son sólo una parte de la ecuación. Los consumidores también deben examinar detenidamente los deducibles anuales, porque la contrapartida de optar por una prima de menor costo puede ser que los deducibles anuales sean más altos y deban cumplirse antes de que se active gran parte de la cobertura.

"Animamos a la gente a considerar todas sus opciones", dijo Simon.

Lo que hay detrás de la variación.

Los inscritos en algunos estados el próximo año verán disminuidas las primas, según el sitio web de Gaba: Maine, por ejemplo, muestra una caída del 13% en el promedio ponderado de los precios de las primas, mientras que Maryland ha bajado casi un 12%. Al mismo tiempo, el promedio de Indiana ha subido un 10%. Y Kentucky sube un 5%.

Tanto Maine como Maryland atribuyen la disminución a los programas estatales que proporcionan pagos de reaseguro a las aseguradoras de salud para ayudar a compensar las reclamaciones médicas de alto costo.

En Florida, los reguladores dicen que las primas de los seguros aumentarán alrededor de un 3%, mientras que el intercambio estatal en California reporta un aumento de poco más de medio punto porcentual, su menor aumento promedio desde la apertura en 2014. Los funcionarios en California citan factores que incluyen un flujo de inscritos más saludables y una reducción de las tarifas que pagan las aseguradoras.

Otros factores que afectan a las tasas incluyen la intervención de los reguladores estatales para alterar las solicitudes iniciales, junto con una disposición de ACA que exige a las aseguradoras gastar al menos el 80% de los ingresos en atención médica directa. Si las aseguradoras no cumplen con esa norma, deben emitir reembolsos a los asegurados. Muchas aseguradoras ya estaban obligadas a devolver el dinero en 2020 por años anteriores.

La mayoría de las aseguradoras no citaron costos adicionales de tratamiento o pruebas de COVID como factores en el aumento de la tarifa solicitada, explicó Gaba. Sin embargo, incluso aquellas que lo hicieron, las consideraron innecesarias debido a la reducción de gastos al retrasar los pacientes el cuidado electivo durante la primavera y el verano.

De hecho, muchas aseguradoras en el segundo trimestre registraron beneficios récord.

"Algunos pensaron: 'Vamos a ganar más de lo que pensábamos este año, así que no seamos agresivos con los precios el año que viene'", explicó Donna Novak, miembro del Comité de Mercados Individuales y de Grupos Pequeños de la Academia Americana de Actuarios.

Un factor menor puede ser la derogación de una tasa pagada por las aseguradoras en las primas. La tasa, que era parte de ACA, fue eliminada permanentemente por la administración de Trump a partir de 2021.

La elección de aseguradores puede haberse ampliado.

Más aseguradoras, incluyendo UnitedHealth Group, o bien volvieron a ese mercado individual o se expandieron a nuevos condados.

"Las aseguradoras están viendo un beneficio o un potencial en esto", comentó John Dodd, un corredor de seguros de Columbus y ex presidente de la Asociación de Aseguradores de Salud de Ohio.

Las tarifas de los planes de ACA han bajado en general en todo su estado, dijo, y espera que los agentes estén más ocupados que nunca, simplemente porque hay más ofertas de planes, más dónde elegir, y la gente quiere ayuda.

A las aseguradoras les gusta la forma en que funciona ACA, añadió.

"La gente que sale en televisión diciendo que no funciona, no saben de qué están hablando", expresó Dodd. "Funciona bien [para las aseguradoras] y cada año mejora".

Cosas nuevas en algunos estados, incluyendo una opción pública.

Los residentes de Nueva Jersey y Pennsylvania comprarán cobertura en nuevos mercados estatales para el 2021, después de que esos estados se retiraran del healthcare.gov federal, que ahora cubre 36 estados.

Los legisladores de esos estados dijeron que dirigir sus propios mercados les da más control y puede ahorrarles dinero con el tiempo.

En 19 condados del estado de Washington, las aseguradoras ofrecen "planes de opción pública", que cuentan con todos los beneficios, incluyendo deducibles más bajos, y deben cumplir con estándares de calidad adicionales.

Tal como se había previsto, los planes de opción pública pretendían ser menos costosos, y la legislación vinculaba las tasas de pago a Medicare. Los aseguradores que ofrezcan una opción pública deben atenerse a un tope agregado de pago a médicos, hospitales y otros proveedores de salud en un promedio del 160% de lo que Medicare pagaría por los mismos servicios.

Sin embargo, cuando las tarifas de las primas entraron en vigor, las cinco aseguradoras que ofrecían los planes tenían precios variables. No todas las partes del estado tienen la opción, pero donde la tienen, dos de las aseguradoras de opción pública tienen primas que o bien son más bajas que otros planes en el área o son el plan de más bajo costo que la aseguradora ofrece.

Pero tres son más caros.

El personal del mercado estatal explicó que los precios más altos pueden reflejar varias cosas, desde la dificultad para iniciar el programa durante COVID-19 hasta la falta de incentivos para que los proveedores participen.

También podría ser, simplemente, el nerviosismo normal del primer año.

"Es el primer año. Como con cualquier estrategia de entrada al mercado, la gente es bastante conservadora", apuntó Michael Marchand, director de marketing del Washington Health Benefit Exchange.

KHN es un programa editorialmente de KFF, que no está afiliado a Kaiser Permanente.