Presuntos yihadistas matan a más de 130 civiles en Mali, según las autoridades

·3 min de lectura

Las autoridades malienses reportaron que presuntos yihadistas masacraron a más de 130 civiles durante el fin de semana en las ciudades vecinas del centro de Mali, lo que supone el último asesinato masivo en la conflictiva región del Sahel.

Funcionarios locales informaron de escenas de asesinatos sistemáticos por parte de hombres armados en Diallassagou y dos pueblos circundantes en el círculo de Bankass, un antiguo foco de violencia saheliana.

"También han quemado cabañas y casas, y han robado ganado; es una auténtica batalla campal", dijo un funcionario local que, por razones de seguridad, habló bajo condición de anonimato.

Tanto él como otro funcionario, que como él había huido de su pueblo, dijeron que el lunes todavía se estaba contando el número de muertos.

Nouhoum Togo, funcionario local de Bankass, la principal ciudad de la zona, dijo que era incluso superior a los 132 anunciados por el gobierno, que ha culpado a los yihadistas afiliados a Al Qaeda de las matanzas.

Las autoridades nacionales rompieron su silencio el lunes por la tarde, después de que proliferaran las informaciones alarmantes en las redes sociales durante el fin de semana.

Togo dijo a la agencia AFP que las operaciones del Ejército en la zona hace dos semanas habían provocado enfrentamientos con los yihadistas. El viernes, los yihadistas volvieron en varias decenas de motos para vengarse de la población, añadió.

"Llegaron y dijeron a la gente 'no sois musulmanes' en fulani, luego se llevaron a los hombres y un centenar de personas se fueron con ellos", dijo. "A unos dos kilómetros, dispararon sistemáticamente a la gente".

Dijo que el lunes se seguían recogiendo cadáveres en los alrededores de Diallassagou.

Culpar a la Macina Katiba

El Gobierno culpó del ataque a la organización del predicador fulani Amadou Kouffa, la Macina Katiba. El centro de Mali ha estado plagado de violencia desde que la organización afiliada a Al Qaeda surgió en 2015.

Una gran parte de la zona está fuera del control del Estado y es propensa a la violencia llevada a cabo por las milicias de autodefensa y a las represalias intercomunitarias.

Desde 2012, Mali se ha visto sacudido por una insurgencia de grupos vinculados a Al Qaeda y al autodenominado grupo Estado Islámico, que ha sumido al país en una crisis.

La violencia, que comenzó en el norte, se ha extendido desde entonces al centro y a los vecinos Burkina Faso y Níger. Los civiles son a menudo objeto de represalias por parte de los yihadistas que los acusan de colaborar con el enemigo.

Algunas zonas del país, especialmente en el centro, han caído bajo el control de los yihadistas, que imponen enérgicamente su visión del mundo.

Los civiles también se ven a menudo atrapados en el fuego cruzado de los enfrentamientos entre grupos armados rivales, incluidos los afiliados a Al Qaeda y al autodenominado Estado Islámico.

El número de civiles muertos en atentados atribuidos a grupos extremistas casi se ha duplicado desde 2020 en el Sahel central, según ha señalado una coalición de ONG de África Occidental en un informe publicado el pasado jueves.

Un documento de la ONU publicado en marzo dijo que casi 600 civiles habían muerto en Mali en 2021 en la violencia atribuida principalmente a los grupos yihadistas, pero también a las milicias de autodefensa y las fuerzas armadas.

La ONU ha expresado su alarma en documentos del Consejo de Seguridad por el deterioro de la situación de seguridad en el centro de Mali, así como en el norte y en la llamada zona de tres fronteras en los límites con Burkina Faso y Níger.

Unos 20 civiles fueron asesinados el sábado en la región norteña de Gao. El miércoles pasado, un grupo armado informó de la muerte de 22 personas en la región de Menaka.

En el norte de Burkina Faso, 86 personas fueron asesinadas en junio en Seytenga.

*Con AFP; adaptado de su versión en inglés

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente