Un prestigioso politólogo no se lo piensa dos veces y retrata así a Vox

·2 min de lectura
Santiago Abascal en el Congreso. (Photo: GTRES)
Santiago Abascal en el Congreso. (Photo: GTRES)

Santiago Abascal en el Congreso. (Photo: GTRES)

El catedrático de Ciencia Política de la Universidad Carlos III de Madrid Ignacio Sánchez-Cuenca charló este miércoles en Hora 25 de la Cadena SER con Aimar Bretos sobre distintos asuntos de la actualidad.

El autor del nuevo ensayo El desorden político tuvo que responder durante la entrevista a una pregunta muy directa sobre Vox: ”¿Es apresurado llamar extrema derecha a Vox?”.

“No, cómo lo vamos a llamar si no es así. Un partido que pide la prohibición de los partidos nacionalistas, que pide recortar derechos a los inmigrantes y no respeta a las minorías, eso es un partido de extrema derecha, creo yo”, afirmó el experto.

Sánchez-Cuenca describió que Vox muestra con dos indicadores el componente antisistema que tiene: “Uno es cuando hablan de la derechita cobarde, es decir, que la derecha del establishment no ha estado a la altura de las circunstancias. El otro es la idea que repite que el PP y el PSOE forman parte de lo que llaman el consenso socialdemócrata”.

El politólogo, que mencionó a Angela Merkel como la mejor representante de gestión contra la ultraderecha, señaló que su método de no incluirlos en pactos políticos ha funcionado. “El partido ultra alemán no está extinguido, pero no tiene la capacidad de Vox de que sus mensajes se naturalicen gracias al PP y a los medios”, explicó Sánchez-Cuenca, que afirmó que el mayor éxito de estos partidos es que sus tesis acaben calando lentamente en el debate público.

También subrayó que el principal pesa de Vox es el del orgullo nacional: “Nace del orgullo herido del nacionalismo español tras la crisis de Cataluña en 2017. Eso supone romper algunas ilusiones que venían de antes de que España era un país democrático sin conflicto violento. Vox capitaliza esa crisis con mucha habilidad”.

“El nacionalismo español, que había sido impecablemente constitucional y cívico, ahora nos recuerda al nacionalismo más excluyente, que vuelve a jugar con la idea de la antiEspaña. Estamos en una extrema derecha muy nacionalista y muy excluyente”, zanjó.

Finalmente, Sánchez-Cuenca opinó que es “muy difícil” que haya un nacionalismo de izquierdas por la trayectoria histórica del país. Para el experto, el PSOE tiene un cierto derecho de propiedad sobre cuestiones como las políticas sociales, mientras que el PP tiene entre sus temas la gestión económica, pero subrayó que “a la izquierda le cuesta mucho afrontar el nacionalismo español”.

Además, acabó diciendo que el líder de Más País, Íñigo Errejón, es el político de nueva generación que ha intentado construir ese nacionalismo más de izquierdas.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente