Un prestigioso microbiólogo desmiente las preocupantes declaraciones del doctor Carballo

·3 min de lectura
César Carballo, en Telemadrid. (Photo: TELEMADRID)
César Carballo, en Telemadrid. (Photo: TELEMADRID)

El prestigioso microbiólogo y divulgador científico Ignacio López-Goñi ha desmentido unas preocupantes declaraciones que el popular médico César Carballo ha hecho este martes en Telemadrid.

“El problema es que las nuevas variantes son variantes que ya se han enfrentado a la vacuna y que probablemente tengan mayor escape vacunal y eso es lo que más nos preocupa”, ha afirmado el médico en Madrid Directo.

“Todos los laboratorios están trabajando en nuevas vacunas. La cuestión es contra qué variante se van a emplear esas vacunas. ¿Contra ésta que salga?¿Contra otras que hayan salido? Lo interesante sería primero tener un antiviral, un específico, un tratamiento contra el virus, y finalmente tener una vacuna esterilizante que por fin consiga erradicar el virus, algo que de momento estas vacunas no pueden hacer”, ha añadido.

Tras ello, López-Goñi se ha mostrado rotundo en Twitter: “No, todavía no hay datos que demuestren que las nuevas variantes tienen mayor escape vacunal”.

A este respecto, Pedro Gullón, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, aseguraba recientemente en El HuffPost que el problema a veces es que “se están comparando estudios de eficacia con estudios de efectividad”, y no son lo mismo.

“La eficacia es cuando haces un ensayo clínico controlado, en el que sigues a un grupo de personas no vacunadas y vacunadas con características muy similares”, explicaba.

Gullón considera necesario hacer esta distinción antes de analizar datos como los procedentes de Israel, según los cuales la efectividad de Pfizer frente a la variante delta ‘sólo’ sería del 64% pasados unos meses.

“Puede que al principio se sobreestimase la efectividad de las vacunas porque primero se puso a personas mayores y personas vulnerables, que de por sí tienen un comportamiento un poco más cuidadoso”, sugiere Gullón. “

En cambio, puede que los estudios de ahora estén infraestimando ese efecto real, porque en el fondo las personas vacunadas sienten que están más protegidas y en muchos sitios se les permite hacer más actividades que a las personas que no están vacunadas, con lo cual están más expuestas”, añade.

Gullón reconoce que “está habiendo problemas estadísticos” con algunos de los datos y que en general “las diferencias no parecen estadísticamente significativas” con respecto a lo que ya se sabía sobre las vacunas frente a cualquier variante del virus. En su opinión, se requiere “más información” y “más tiempo” para sacar una conclusión sobre esta cuestión.

El epidemiólogo insiste en que la información disponible es todavía “muy preliminar”, e incluso “caótica”, para afirmar que las vacunas están perdiendo efecto

El experto Mario Fontán agrega otro factor que puede estar ‘distorsionando’ los datos que circulan estos días por redes y medios de comunicación, y es que algunos hacen referencia a estudios con muestras muy pequeñas de participantes, que dan un intervalo de confianza “tan amplio” que “no permite tener una precisión exacta del valor que están estimando”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente