Los últimos presos alejados de ETA: así pone el Gobierno fin a la política de dispersión

·1 min de lectura
Protesta en Bilbao reclamando el acercamiento de presos etarras, en 2016.  (Photo: Vincent West via Reuters)
Protesta en Bilbao reclamando el acercamiento de presos etarras, en 2016. (Photo: Vincent West via Reuters)

ETA ha desaparecido. No hay grupúsculos auténticos ni rescoldos fanáticos que amenacen la seguridad nacional. Está fuera del mundo, como repetía el que fuera ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Por eso, tras más de 30 años de política de dispersión, el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos ha acelerado el acercamiento de presos a prisiones del País Vasco, que es lo que recomiendan los tribunales de derechos humanos y la propia Constitución.

Esta semana, se ha anunciado el abandono de las cárceles andaluzas los últimos cuatro presos de la banda que cumplían sus penas en el sur. Cárceles como las de El Puerto de Santa María (Cádiz), Huelva, Sevilla o Albolote (Granada) se han quedado sin etarras, cuando llegaron a ser un núcleo importante de las comunidades reclusas de estos lugares.

En estos días, se han trasladado también a reclusos que estaban en Zaragoza (uno) y Burgos (dos). Siete movimientos, en total. Ahora, lo más lejos que están de sus casas en el País Vasco o Navarra es la Comunidad de Madrid. Interior ha acercado a todos los presos de ETA en los últimos tres años. Es “lo lógico y lo normal”, dice el Ejecutivo.

El presidente Pedro Sánchez está dando la vuelta a la estrategia adoptada por otro socialista, Felipe González, entre 1987 y 1989. Eran los años de plomo, cuando la banda terrorista golpeaba más fuerte, con atentados masivos, indiscriminados y muy frecuentes para forzar negociaciones con el Gobierno. En una sesión de control en el Congreso, en el verano de 2018, Sánchez anunció que comenzaría a revertir la situación, por fases, hasta el punto en el que estamos hoy: la totalidad de los internos pertenecientes a la banda terrorista cumple ya su condena e...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente