Presidente de Ucrania destituyó al fiscal general y al jefe de seguridad por presunta traición

·5 min de lectura
© Servicio de prensa de Ucrania

Este domingo, el presidente de Ucrania Volodímir Zelenski, emitió órdenes ejecutivas para separar de sus funciones al fiscal general de la nación y al jefe de la agencia de seguridad interna del país, la SBU, por el descubrimiento de cientos de casos de funcionarios ucranianos que presuntamente colaboraban con Rusia.

Las órdenes fueron publicadas en el sitio web oficial de la presidencia en horas de la noche de este 17 de julio, con ellas quedaron formalmente destituidos Iván Bakanov, amigo de infancia de Zelenski, como jefe de la SBU y la fiscal general Irina Venediktova, quien en las últimas semanas había dedicado sus esfuerzos a promover los juicios por crímenes de guerra rusos en territorio ucraniano.

Zelenski informó que por los momentos hay abiertos 651 expedientes en contra de funcionarios del Ministerio Público por traición y colaboración con Rusia, además aseguró que más de 60 uniformados que pertenecían a las agencias Bakanov y Venediktova, actualmente están trabajando como aliados de los rusos en los territorios ocupados.

"Tal conjunto de crímenes contra los cimientos de la seguridad nacional del estado, plantea preguntas muy serias a los líderes relevantes. Cada una de estas preguntas recibirá una respuesta adecuada", manifestó el presidente.

Por ahora no hay ningún pronunciamiento sobre la persona que asumirá la agencia de seguridad interna del país, sin embargo, Zelenski sí anunció que a partir de ahora Oleksi Simonenko será la nueva fiscal general de Ucrania.

Ataques rusos de este domingo

Mientras tanto, Járkiv fue víctima de dos ataques por parte de las fuerzas rusas. Según declaraciones del gobernador regional, Oleg Sinegoubov, un edificio industrial de cinco pisos se incendió “dejando como resultado una mujer de 59 años herida, que actualmente se encuentra hospitalizada”.

Mikolaiv también fue blanco de las fuerzas invasoras, allí varios pueblos se vieron afectados. Según el gobernador local, Vitaliy Kim, tres personas murieron y otras tres resultaron heridas en Shevchenkove.

"Alrededor de las 3:05 a.m., Mykolaiv fue alcanzada por fuertes bombardeos. Tenemos conocimiento de un incendio en dos empresas industriales", manifestó Kim.

La jefa del centro de prensa, Natalia Humeniuk, en declaraciones a la televisión local, expresó además que el ataque fue “masivo y lo más probable es que de nuevo se hayan utilizado S-300, es decir, un arma potente, explosiva y con la mayor capacidad destructiva, la que hace el máximo daño”.

También informaron que durante la noche del sábado falleció una mujer luego de un bombardeo en Chyrokiv, contra de un edificio residencial que quedó destruido.

Mientras tanto en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, continúa el asedio en la cuenca del Donbass “los rusos continúan bombardeando la infraestructura civil, especialmente las instituciones educativas", denunció el gobernador de la región, Pavlo Kirilenko.

Kirilenko informó sobre el impacto de tres misiles en la comunidad de Toretsk. Segú el dirigente “uno cayó en un área residencial, dos en Zalizne, donde una escuela y un jardín de infantes resultaron dañados. En Konstantinovka, los rusos bombardearon una facultad de medicina. No hay información sobre víctimas por ahora”, puntualizó.

Por su parte el Ministerio de Defensa de Rusia informó que derribaron un helicóptero MI-17 ucraniano en las cercanías de la ciudad de Sloviansk y un avión SU-25 en la región de Kharkiv. Además, destruyeron armamento que aseguraron fue proporcionado a Ucrania por los países de la OTAN, que se encontraba en un depósito de misiles antibuque, en la zona industrial de Odesa.

Rusia amenaza con contraataques cada vez más frecuentes luego de la llegada de armamento occidental y con un “juicio final” si Kiev ataca Crimea, esto ante la determinación de Ucrania de mantener sus posiciones en el este del país y retomar territorios al sur a la espera de más ayuda.

"Las consecuencias de un ataque a la península son obvias. Si pasa algo parecido, para todos ellos enseguida llegará el día del juicio final. Será muy rápido y muy duro", aseveró el vicepresidente del Consejo de Seguridad y expresidente ruso, Dmitri Medvédev, quien además agregó que los objetivos rusos “serán cumplidos”.

Por otro lado el Ministerio de Defensa británico dijo este 17 de julio que Rusia está reforzando sus posiciones defensivas en el sur de Ucrania, movilizando mano de obra y equipos, entre Mariúpol, Zaporizhia y Jersón, además ha ido aumentando las medidas de seguridad en Melitopol.

“Basta de muertes”

Este domingo aproximadamente 2.000 ciudadanos rusos y ucranianos realizaron una manifestación frente a la embajada rusa en Varsovia con la consigna “basta de muertes”.

Durante la protesta los asistentes expresaron que es necesario que Rusia sea declarada como un “estado terrorista” sumándose a la petición que ha venido realizando el presidente Volodímir Zelenski desde hace varias semanas.

Por ahora no hay una cifra exacta sobre el número total de civiles que han fallecido en medio del conflicto, que el próximo 24 de julio cumplirá seis meses.

Hasta el momentos la ONU ha confirmado 5.000 muertes, de ellas 300 son niños, sin embargo advierte que la cifra es mucho mayor.

En el sureste en la ciudad de Mariúpol las autoridades informan de aproximadamente 20.000 fallecidos mientras que en el área militar serían unos 15.000 a 20.000 soldados rusos muertos y 10.000 ucranianos.

Continúan las discusiones entorno al conflicto

El próximo lunes se tiene previsto que los ministros de Exteriores de la Unión Europea discutan el último paquete de sanciones presentado por Bruselas, para agregar nuevas personalidades a la lista de sancionados, cubrir algunos puntos que quedaron por fuera en rondas anteriores y para vetar las importaciones del oro ruso, acciones que esperan sean implementadas a lo largo de la semana.

Esto luego que la cumbre del G20 en Indonesia culminara sin un consenso sobre el conflicto ruso-ucraniano. “Sabemos que cada país tiene una postura que no puede ser reconciliada, y quieren expresarla, en particular sobre la guerra en Ucrania”, dijo la ministra de Finanzas de Indonesia, Sri Mulyani Indrawati.

En la pasada reunión de los jefes de Finanzas del G20 en abril en Washington, no solo no se alcanzó un comunicado conjunto, la Unión Europea, Estados Unidos y otros países abandonaron la reunión para manifestar su rechazo a la presencia de Rusia, en esta oportunidad todos los países participaron, de manera virtual o presencial, incluso la delegación ucraniana que fue invitada por Indonesia.

Con información de Reuters, EFE y AFP.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente