La Presidencia de Perú volverá a decidirse por unos pocos miles de votos

·3 min de lectura

(ATENCIÓN: prohibida su publicación en el ámbito nacional de Perú, en cumplimiento de la ley electoral peruana, que impide la difusión de sondeos de intención de voto una semana antes de las elecciones).

Lima, 4 jun (EFE).- El nuevo presidente de Perú que salga electo el domingo del balotaje presidencial entre Pedro Castillo (izquierda) y Keiko Fujimori (derecha) lo será por unos pocos miles de votos, según dos nuevas encuestas difundidas de manera privada este viernes.

Como ya pasó hace cinco años, cuando Pedro Pablo Kuczynski ganó la Presidencia a Keiko Fujimori por apenas 40.000 votos - 50,12 % de los votos válidos frente a 49,88 %- para este domingo se espera un resultado casi igual de apretado, donde los votos del extranjero apuntan a ser decisivos.

A apenas 48 horas de la votación, ninguna encuesta puede dar a ninguno de los dos candidatos como ganador, pues la distancia entre ambos es tan ajustada que se encuentra dentro del margen de error.

Según el sondeo realizado por la encuestadora Ipsos este mismo viernes a 1.233 personas, Castillo se encuentra levemente por encima de Fujimori con un 1 % de ventaja en votos válidos, similar a otros sondeos de la misma encuestadora elaborados la pasada semana.

Castillo obtiene el 44,5 % de votos emitidos frente al 43,6 % de Keiko Fujimori, mientras que el 11,6 % son votos blancos y viciados, lo que extrapolado a votos válidos da el 50,5 % para el candidato del izquierdista partido Perú Libre y el 49,5 % para la candidata del partido Fuerza Popular.

EXPECTACIÓN CON EL VOTO EXTRANJERO

Sin embargo, otro sondeo realizado entre el miércoles y el jueves por la encuestadora CPI a 1.600 personas pone por delante a Fujimori, con un margen de 0,2 puntos porcentuales sobre Castillo.

En el estudio de CPI, el 45 % de los votos emitidos va para Fujimori y el 44,8 % para Castillo, mientras que el 10,2 % fueron votos blancos o nulos, lo que se traduce en 50,1 % de votos válidos para la hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y 49,9 % para el maestro y líder sindicalista.

A diferencia del sondeo de Ipsos, cuya muestra abarca todo el territorio nacional, CPI no tomó en cuenta para su estudio a dos de los veinticuatro departamentos en los que se divide políticamente Perú.

Ambos sondeos coinciden en señalar la importancia decisiva para decantar la balanza del voto extranjero, que no está reflejado en ninguna encuesta y que previsiblemente en función de datos de anteriores elecciones será en su mayoría favorable a Fujimori.

Para Ipsos, el voto extranjero puede representar un incremento de 0,5 puntos porcentuales a favor de Fujimori sobre las cifras de su encuesta, mientras que para CPI puede rondar incluso entre el 0,7 y 1 punto.

VENTAJA ACORTADA AL MÍNIMO

Durante los dos últimos meses de campaña de segunda vuelta, Fujimori ha conseguido igualar la contienda que al inicio partía con una desventaja de entre 10 y 20 puntos frente a Castillo, cuyas inconsistencias no le han permitido sumar más adhesiones e incluso le han restado votos.

Estas polarizadas elecciones serán además una suerte de plebiscito sobre el modelo económico del país.

Mientras Fujimori está a favor de continuar el modelo neoliberal que implantó su padre hace 30 años, Castillo promete reformar el Estado con una nueva Constitución y la nacionalización de los recursos naturales.

El ganador saldrá de los votos de más de 25 millones de peruanos convocados este domingo a las urnas para elegir a la persona que gobernará el país por los próximos cinco años y que asumirá el poder el 28 de julio, día en el que Perú conmemorará los 200 años de su independencia.

(c) Agencia EFE