El presidente de Melilla ve injusta su expulsión de Cs y se reafirma en su cargo

Agencia EFE
·3 min de lectura

Melilla, 3 abr (EFE).- El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, ha calificado como "injusta" e "irresponsable" la decisión de Ciudadanos (Cs) de expulsarle del partido, que ha anunciado que va a recurrir, y se ha reafirmado en su cargo al frente del Gobierno regional que comparte con Coalición por Melilla (CPM) y el PSOE.

En un comunicado de prensa, De Castro ha acusado a su partido de generar "incertidumbre" por "la manera en que se ha hecho público el anuncio de una sanción contra la que aún cabe recurso", algo que ha dicho lamentar "profundamente", y ha hecho "una llamada a la tranquilidad de todos los melillenses".

"Siguen y seguirán contando con un Gobierno y un presidente firmemente comprometidos con la defensa de los intereses generales y el bienestar de todos los ciudadanos", ha afirmado De Castro, que cree que la decisión de Cs "podría acarrear un grave perjuicio a la estabilidad política de la Ciudad Autónoma en una situación extremadamente delicada como es la pandemia" actual.

A su juicio, su expulsión "responde a una actuación extemporánea, desmesurada y carente de toda lógica", además de "irresponsable" por parte de Cs, unas siglas a las que dice que defiende y representa.

Se reafirma en su "absoluto sentido de pertenencia al partido Ciudadanos y en el convencimiento de que esta situación será reconducida en favor del sentido común y el interés general de la ciudadanía que depositó su confianza en este partido" y el de la totalidad de la sociedad a la que dice representar como presidente.

Según De Castro, Cs no le ha brindado interlocución alguna desde 2019.

Asegura que la información pública realizada ayer sobre la decisión adoptada "confunde los hechos y causas que justifican dicha decisión con asuntos difundidos con posterioridad al inicio del expediente y que ni siquiera se han comunicado aún por parte del juzgado", refiriéndose concretamente al procedimiento sobre la grúa.

Ello "hace más incomprensible la acusación" contra él, afirma De Castro, en cuya opinión la resolución de Cs vulnera su derecho a la presunción de inocencia y ha sido difundida a la prensa "a pesar ser 'datos confidenciales', según refleja la propia resolución, y de que "aún cabe recurso contra esta resolución".

"Pretende simular que el momento procesal del caso al que mi propio partido alude y mi papel en él son algo muy lejano a la realidad, ya que no se me imputa delito alguno por parte del juez", insiste De Castro en su comunicado, donde muestra su "total desconcierto" por la decisión de su partido, al que recuerda que él fundó su agrupación en Melilla en 2015.

Explica que la causa de la incoación de dicho expediente se debe, según la Comisión de Régimen Disciplinario de la formación, a que no comunicó a los órganos del partido, información "relativa a una noticia publicada en prensa en diciembre de 2020".

"Este caso es idéntico a otros en los que han intentado implicarme artificialmente en numerosas ocasiones desde mi toma de posesión como presidente de Melilla, en junio de 2019, con denuncias y querellas presentadas por el expresidente Juan José Imbroda, el PP de Melilla y Vox, todas archivadas o sobreseídas", ha afirmado.

Asegura que en ningún caso anterior recibió advertencia alguna, comunicación o incoación de expediente disciplinario por parte de Ciudadanos, "aun habiendo sido igualmente difundidas por la prensa" y no comunicadas por él mismo, y ha lamentado que sus alegaciones contra el expediente abierto han sido "desoídas sin justificación alguna".

(c) Agencia EFE