El presidente iraní arremete contra EE. UU. y las sanciones impuestas a su país, ante la ONU

·5 min de lectura

En su primera alocución internacional desde su elección en junio, Ebrahim Raisi, el presidente ultraconservador de Irán, se pronunció fuertemente contra las sanciones económicas a su país, aunque se declaró también a favor de la reanudación de las negociaciones nucleares. Al mismo tiempo, el presidente no perdió la oportunidad para resaltar lo que calificó de declive de la "hegemonía estadounidense".

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, dedicó la mayor parte de su primer discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas a criticar las acciones de Estados Unidos contra Irán, en particular, y en Medio Oriente, en general. Su discurso fue pregrabado en un video de 15 minutos difundido este martes ante la 76 Asamblea de la ONU.

El mandatario se refirió extensamente a las sanciones económicas a Irán, impuestas después de que Estados Unidos se retirara unilateralmente -en 2018- del Acuerdo Nuclear, firmado en 2015 entre Irán y las potencias mundiales y afirmó que "las sanciones son la nueva forma de guerra de EE. UU. con las naciones del mundo".

Raisi recordó que las sanciones contra la nación iraní no comenzaron con el programa nuclear, denunciando que se trata de un "arma" utilizada desde hace décadas por EE. UU. para someter a las naciones cuya política es considerada problemática por la nación norteamericana.

“(Las sanciones) son incluso anteriores a la Revolución Islámica y se remontan al año 1951, cuando se produjo la política de nacionalizaciones en Irán, que a su vez condujo a un golpe militar respaldado por los estadounidenses", declaró el presidente.

Raisi: “Las sanciones en tiempos de emergencia sanitaria son crímenes contra la humanidad”

El presidente iraní declaró además que las sanciones económicas a su país y a varias otras naciones no cesaron durante la pandemia de Covid-19, afectando así las importaciones de vacunas y de otros suministros médicos.

"Las sanciones, y especialmente las sanciones a la medicina en la época de la pandemia del Covid-19 son crímenes contra la humanidad", expresó. "Irán propone que se declare prohibida cualquier clase de sanción que induzca a la destrucción o a la interrupción del suministro de bienes sanitarios", agregó.

La estancada reactivación del Acuerdo Nuclear de 2015

Por otra parte, y de cara a las negociaciones para la reactivación del Acuerdo Nuclear, Raisi manifestó que Irán sólo participará en las negociaciones para restablecer el pacto -estancadas desde finales de julio- si éstas conducen al levantamiento de todas las sanciones económicas.

"La República Islámica considera útiles las conversaciones cuyo resultado final es el levantamiento de todas las sanciones opresivas (de Estados Unidos)", dijo Raisi en su discurso.

En virtud del Acuerdo de 2015 y a cambio del levantamiento de las sanciones de Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea, Irán limitó su programa de enriquecimiento de uranio, una herramienta que le podría llevar a fabricar armas nucleares. Pero el expresidente estadounidense Donald Trump abandonó el Acuerdo hace tres años y volvió a imponer duras sanciones contra los sectores petrolero y financiero de Irán, lo que ha paralizado su economía.

La reimposición de las sanciones en 2018 provocó que Teherán no respetara los límites estipulados en el Acuerdo Nuclear. Teherán insiste que sus pasos nucleares son reversibles, si y sólo si, Washington anula la totalidad de las sanciones.

"La política (estadounidense) de máxima presión sigue en pie. No queremos más que lo que nos corresponde por derecho. Exigimos la aplicación de las normas internacionales. Todas las partes deben ser leales al Acuerdo Nuclear y a la resolución de la ONU en su práctica", dijo Raisi este martes.

En abril, Irán y Estados Unidos iniciaron conversaciones indirectas en Viena en un intento de reactivar el Acuerdo Nuclear, pero estas se interrumpieron dos días después de que Raisi fuera elegido presidente.

Raisi, un clérigo de línea dura, quién está él mismo sometido a sanciones personales por parte de Estados Unidos por acusaciones de violaciones contra los derechos humanos durante su pasado como juez, defendió en su discurso el programa nuclear de su país y lo calificó de "pacífico", asegurando que no tiene un objetivo militar, sino estrictamente científico, algo que las potencias occidentales han cuestionado.

"La ciencia beneficiosa para la humanidad no es sancionable", asegura el líder iraní.

Una voluntad de reactivar el Acuerdo Nuclear, que tropieza con obstáculos

El presidente Joe Biden, en su propio discurso inaugural en la Asamblea de la ONU, dijo que Estados Unidos estaba dispuesto a volver al Acuerdo Nuclear. "Estamos preparados para volver al pleno cumplimiento si Irán hace lo mismo", dijo Biden.

Pero meses de negociaciones indirectas con la mediación de la Unión Europea desde la elección de Biden no han conseguido hasta ahora reactivar el Acuerdo por completo.

El martes, Teherán señaló que las negociaciones en Viena se reiniciarán en unas semanas, sin dar una fecha concreta.

A pesar de la necesidad del país persa de reforzar su economía negociando el fin de las sanciones, los expertos esperan que Raisi adopte una línea más dura que su predecesor, Hassan Rohani.

Funcionarios iraníes y representantes del bloque occidental reconocieron que quedan muchos asuntos por resolver antes de que se pueda regresar al Acuerdo.

Irán protesta contra las sanciones e insiste en su levantamiento total, mientras que el Gobierno de Biden dice que sólo consideraría anular las sanciones impuestas por el programa nuclear y no las que se basaron en otras preocupaciones, como los derechos humanos.

Raisi asegura que la hegemonía de Estados Unidos "no tiene credibilidad"

Por otra parte, criticando las políticas tanto externas como internas de Estados Unidos, el jefe de la República Islámica señaló que el asalto de enero contra el Capitolio de EE.UU. y la precipitada salida de este país de Afganistán así como las desastrosas evacuaciones del aeropuerto de Kabul el mes pasado; cuando al menos dos personas cayeron de un avión estadounidense al internar huir del país, son hechos "históricos" que desacreditan a EE. UU. y a su hegemonía como potencia.

"Este año dos momentos hicieron historia (...) y enviaron un mensaje claro al mundo: el sistema hegemónico estadounidense no tiene credibilidad, ni dentro ni fuera del país", insistió.

Raisi añadió que Estados Unidos debe retirar sus fuerzas militares del resto de los territorios del Medio Oriente y permitir que naciones como Yemen, Irak y también Palestina tomen decisiones por sí mismas mediante elecciones justas y sin influencia por parte del país norteamericano.

Con Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente