El presidente de Irán Ebrahim Raisi dice que hay que diferenciar entre manifestarse y vandalismo

·1 min de lectura
El presidente de Irán Ebrahim Raisi dice que hay que diferenciar entre manifestarse y vandalismo

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, restó importancia a las protestas por la muerte de una joven tras ser detenida por llevar mal el velo, asegurando que son algo "normal" y que en el país hay libertad para expresar cualquier opinión, pero dejando claro que no se permitirá el "vandalismo", y añadió que su páis es víctima de un doble rasero.

"Cuando estos incidentes ocurren en todo el mundo, hay que aplicarles el mismo rasero. Pedir que se investigue sólo este asunto... ¿por qué no pedir exactamente lo mismo para quienes pierden la vida a manos de las fuerzas del orden y otros agentes en todo Occidente, Europa, Norteamérica, Estados Unidos de América? Los que sufren palizas injustas, ¿por qué no hay investigaciones que las sigan?"

Al menos 17 personas han muerto en las protestas que sacuden Irán desde hace seis días por la muerte de Mahsa Amin, entre ellas figuran policías, según el recuento de la televisión iraní IRIB.

En la noche del jueves el Gobierno bloqueó el internet móvil casi completamente y limitó aplicaciones como Whatsapp e Instagram en un aparente intento por controlar las protestas.

Las redes sociales, en especial Twitter, están jugando un papel importante, con los manifestantes publicando cientos de vídeos en ellas.