El presidente de Indonesia propone formalmente reubicar la capital en Borneo

1 / 3
EFE/HENDRA EKA

Yakarta, 16 ago (EFE).- El presidente de Indonesia, Joko Widodo, propuso formalmente este viernes trasladar la capital a la isla de Borneo desde la actual Yakarta, amenazada por el hundimiento del suelo y con graves problemas de sobrepoblación.

En un discurso frente al Parlamento con motivo del 74 aniversario de independencia, que se celebra este sábado, Widodo pidió permiso formal a los diputados "para trasladar la capital nacional a Kalimantan", el nombre indonesio de la isla, que también comparte con Malasia y Brunéi.

"La capital no es solo un símbolo de identidad nacional, pero también una representación del progreso de la nación", apuntó el mandatario en un discurso televisado en la Cámara Baja y resaltó que esta decisión ayudará a lograr "nuestro objetivo de igualdad económica".

Widodo, conocido popularmente como Jokowi, no especificó el lugar exacto de Borneo donde se ubicará la capital y tampoco la fecha del traslado aunque el Gobierno señaló con anterioridad que la primera fase comenzaría en 2024.

En mayo, Jokowi visitó varias de las candidatas a convertirse en la nueva capital, entre las que se encuentra la zona conocida como Bukit Soeharto, ubicada a unos 40 kilómetros de la capital provincial de Borneo Oriental, Balikpapan.

El presidente ha prometido anunciar el nombre de la nueva capital este año, que será el centro administrativo del país asiático, mientras que Yakarta continuará siendo el centro financiero y empresarial.

Cerca de 30 millones de personas viven en la zona metropolitana que forma Yakarta y sus ciudades satélite, una de las capitales más contaminadas del mundo y cuyos atascos han causado perdidas millonarias al Estado.

Además, las inundaciones suponen un peligro a causa del hundimiento del suelo, causado sobre todo por la extracción del agua subterránea y que afecta especialmente al norte de la capital, donde la media de subsidencia es de entre 15 y 20 centímetros al año.

El traslado de la capital busca también ayudar a redistribuir la riqueza en el archipiélago donde la mayoría de la población se concentran en las islas de Java y Sumatra, mientras que islas como Borneo están mucho menos desarrolladas.

La idea de reubicar la capital ha sido considerada por las administraciones indonesias desde la primera presidencia de Sukarno, que gobernó Indonesia entre 1945 y 1967.