El presidente Emmanuel Macron arremete contra quienes no se han vacunado en Francia

·3 min de lectura

El mandatario dijo en una entrevista para el periódico ‘Le Parisien’ que quería “molestar” a quienes no se han vacunado contra el Covid-19, en un momento en el que su gobierno busca implementar un pase de vacunación que pondría como obligatoria las dosis para poder entrar a los lugares públicos. Sus palabras han causado indignación entre sus contradictores.

El presidente francés, Emmanuel Macron, arremetió contra los no vacunados en una entrevista publicada en el periódico ‘Le Parisien’. El mandatario afirmó que quería “molestar” a quienes no se han aplicado las dosis contra el coronavirus, en un comentario cortante y sarcástico

"Los que no están vacunados, realmente quiero enojarlos. Y así, vamos a seguir haciéndolo, hasta el final. Esa es la estrategia", dijo tajantemente Macron.

Francia implementó el año pasado un pase de salud que obliga a que las personas muestren una prueba PCR negativa o el carnet de vacunación para poder ingresar a restaurantes, cafés o bares. Pero el gobierno busca que sea un pasaporte de vacuna, lo que implica que solo los vacunados tendrán el pase de salud y podrán ingresar a todos los lugares. La Asamblea Nacional está discutiendo el proyecto de ley que, de aprobarse, entraría en vigor a partir del 15 de enero.

Además, la propuesta del gobierno llega en un momento en el que la variante Ómicron del coronavirus ha elevado los contagios diarios de Covid-19 en Francia a puntos que no se habían visto en toda la pandemia. Tan solo el 4 de enero, el país confirmó 271.686 casos, su cifra récord.

En medio de esta situación sanitaria, Macron agregó que no enviará a la cárcel a los no vacunados y que no los vacunará “a la fuerza”. “Así que tenemos que decirles, a partir del 15 de enero, que ya no podrán ir al restaurante, no podrán tomar un café, ir al teatro, al cine”, señaló.

A una pregunta de un lector de ‘Le Parisien’ que destaca que los no vacunados “ocupan el 85% de las reanimaciones”, lo que lleva a un aplazamiento de las operaciones, Emmanuel Macron respondió que esta observación “es el mejor argumento” para la estrategia del gobierno y que, “en una democracia, el peor enemigo son la mentira y la estupidez”.

El mandatario utilizó la expresión francesa 'emmerder', que puede traducirse al español como “fastidiar”. Sus críticos no demoraron en atacarlo en las redes sociales. “Un presidente no debería decir eso”, espetó la líder de extrema derecha Marine Le Pen en Twitter. Y agregó: “Emmanuel Macron no es digno de su cargo”.

Macron ha sido criticado en el pasado por comentarios improvisados ​​que, según muchos franceses, parecían arrogantes, cortantes o despectivos, por lo que ha tenido que arrepentirse en varias ocasiones.

Macron sería de nuevo candidato a la Presidencia de Francia

En la entrevista con ‘Le Parisien’, la primera que da Macron en 2022, el presidente sostuvo que tenía intenciones de postularse a la reelección, aunque no dijo explícitamente que lo haría. “Me gustaría hacerlo”, fueron exactamente sus palabras. La primera vuelta presidencial en Francia será en abril.

Con Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente