El presidente egipcio visita el canal de Suez y promete equipos para evitar un nuevo bloqueo

Mohamed ABOUELENEN
·3 min de lectura

El presidente egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, prometió el martes que su país se va a dotar de equipos adecuados para evitar que se repita el bloqueo que paralizó el canal de Suez durante una semana.

"Adquiriremos todo el equipamiento necesario para el canal" para evitar incidentes similares, aseguró Sisi durante su visita a Ismailía, donde tiene sede de la Autoridad del Canal de Suez (SCA).

"La crisis ha demostrado lo importante que es el canal para el mundo", añadió el presidente.

La declaración se produce un día después del reflotamiento del "Ever Given", un enorme portacontenedores que se quedó atascado en el canal el 23 de marzo y bloqueó el tráfico marítimo durante casi una semana.

Tras siete días de bloqueo, los equipos técnicos del canal consiguieron finalmente poner a flote el navio, y los primeros barcos reiniciaron el cruce del canal alrededor de las 16h00 GMT del lunes.

El martes por la mañana, según las webs de seguimiento de tráfico marítimo, algunos barcos en el canal eran de un tamaño similar al "Ever Given", de más de 200.000 toneladas y 400 metros de eslora.

Sin embargo, cientos de buques permanecían a la espera en ambos extremos del canal de 190 kilómetros que une el Mediterráneo con el Mar Rojo y concentra alrededor del 10% del comercio mundial.

En total 422 barcos, cargados de mercancías, petróleo o ganado, quedaron bloqueados.

De ellos, 113 cruzaron el canal durante la noche entre las 16h00 GMT del lunes y las 06h00 GM) del martes, dijo el almirante Osama Rabie, presidente de la SCA.

Se prevé que el atasco tardará entre tres y cuatro días en solucionarse, según las autoridades.

- "Prudencia" -

"Para los pasajes nocturnos, deberían ser muy prudentes y autorizarlos solo para los buques pequeños y medianos, no para los grandes petroleros, ni para los portacontenedores gigantescos", estima Jean-Marie Miossec profesor de la Universidad Paul-Valéry de Montpellier (sureste de Francia) y especialista en transporte marítimo.

El lunes por la tarde, el almirante Osama Rabie proclamó "la reanudación del tráfico", despejando la preocupación que pesaba sobre el comercio marítimo internacional desde el martes.

El gigantesco buque de bandera panameña, operado por la empresa taiwanesa Evergreen Marine Corporation, se había quedado atascado tras chocar contra la orilla este.

Las operaciones para sacarlo requirieron más de una decena de remolcadores, así como dragas para excavar el canal bajo el buque.

"Entre 180 y 200 personas trabajaron incansablemente las 24 horas del día" dijo a la AFP un funcionario de la SCA que no quiso identificarse.

Cada día de inmovilización supuso pérdidas de entre 6.000 y 10.000 millones de dólares, según la aseguradora Allianz.

El valor total de las mercancías bloqueadas o que tuvieron que tomar otra ruta varía según las estimaciones, entre 3.000 y más de 9.000 millones de dólares.

Según la SCA, Egipto perdió entre 12 y 15 millones de dólares por día de cierre del canal, utilizado por casi 19.000 barcos en 2020.

bur-emp/vl/pc/mb