Presidente de la Conferencia Episcopal francesa aclarará el "secreto de la confesión"

·2 min de lectura

El obispo Eric de Moulins-Beaufort aceptó la invitación del ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, para esclarecer sus declaraciones respecto al "secreto de confesión". El también presidente de la Conferencia Episcopal Francesa defendió ese derecho luego de la publicación del informe Sauvé, que reveló que desde 1950, al menos 216.000 niños habían sido víctimas de abusos sexuales dentro de la Iglesia católica en el país galo.

Eric de Moulins-Beaufort, el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa (CEF), asistirá el próximo martes al Ministerio del Interior de Francia para "explicar" sus declaraciones sobre "el secreto de la confesión". Esta solicitud fue presentada por Emmanuel Macron, presidente del país. Sin embargo, fue “invitado” por el ministro del Interior y responsable de cultos, Gérald Darmanin.

La comitiva del ministro indicó que Darmanin "recibirá al obispo de Moulins-Beaufort a principios de la semana que viene para pedirle que explique sus comentarios" y agregó que "no es citado, sino invitado".

Por su parte, Eric de Moulins-Beaufort detalló en un comunicado publicado este jueves que la reunión "será una oportunidad para que él recuerde que hoy, el secreto de confesión, impuesto a los sacerdotes por el derecho canónico, no es contrario a la ley".

El también obispo de Reims agregó que el secreto de la confesión es reconocido por la República Francesa. "Es un honor de la República Francesa respetar así la dignidad de la conciencia de cada persona", indicó el religioso, en un momento en el que todas las miradas se posan sobre la Iglesia después de que esta semana un informe independiente revelara que cientos de miles de menores fueran abusados sexualmente en el seno de esta doctrina a lo largo de las últimas décadas.

El Ministerio del Interior francés indica que el secreto confesional es secreto profesional, por lo que una infracción podría repercutir en una pena de cárcel de un año y una multa de 15.000 euros. Sin embargo, este secreto profesional cuenta con excepciones. No se aplica a las confidencias realizadas fuera de la confesión, así como tampoco a las agresiones sexuales a menores de 15 años y otras personas vulnerables.

El miércoles, el presidente de la Conferencia Episcopal Francesa aseguró que "el secreto de la confesión" era "más fuerte que las leyes de la República". Lo dijo el día después de la publicación del informe Sauvé, en el que revelaban que desde 1950 al menos 216.000 niños habían sido víctimas de delitos sexuales dentro de la Iglesia católica. Esto desató una fuerte polémica en el país galo.

Gabriel Attal, portavoz del Gobierno francés, respondió a las declaraciones de de Moulins-Beaufort diciendo que "nada es más fuerte que las leyes de la República".

Con EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente